Cinco premios especiales para Helena Orcoyen en el concurso internacional de Canto de Bilbao

IBARRA AINHOA CALLEJAIBARRA.
Helena Orcoyen, junto al resto de participantes. ::
                             CONCURSO INTERNACIONAL DE CANTO DE BILBAO/
Helena Orcoyen, junto al resto de participantes. :: CONCURSO INTERNACIONAL DE CANTO DE BILBAO

La soprano Helena Orcoyen ha participado este pasado mes de noviembre en el XIII Concurso Internacional de Canto de Bilbao, y el resultado ha sido sobresaliente.La soprano ibartarra ha sido reconocida con cinco premios especiales entre los que se encuentran una beca de estudios de 7.200 euros ofrecida por el Ayuntamiento de Bilbao y el premio especial promovido por el Departamento de Cultura de la Diputación de Bizkaia, consistente en la participación en varios conciertos en la red de Teatros de Bizkaia. Por su parte, la Asociación 'DSD Samho Art Center' de Corea del Sur, le ofrece un concierto para la temporada 2011. El premio especial Caja Rural del Sur, concedido por la Asociación Musical Teatro Lírico de Huelva, le ofrecerá la posibilidad de participar en un concierto de la temporada lírica 2010/2011 de la Fundación Caja Rural del Sur de Huelva. Por último, Helena Orcoyen ha sido reconocida con el Premio Especial del Público, dotado con 1.200 euros y ofrecido por la Diputación de Bizkaia.

Marionetas en IBarra

La compañía catalana 'Martí Doy' ofrecerá la obra 'RanDeMar' mañana jueves, a las 18:00 horas en la Casa de Cultura Benito Izagirre de Ibarra. El espectáculo tendrá el mar como escenario de épicas aventuras, poblado de criaturas y personajes fantásticos, puente de culturas, espacio de navegantes, isla con náufrago y palmera, islas de piratas y tesoros. Aunque finalmente los títeres no llegarán a zarpar, y se quedarán en tierra, a orillas del mar.

A la orilla del mar, dos casas componen un pueblo, donde habitan la abuela Tudis, los pescadores, turistas, gaviotas y sardinas, así como el farero, el hombre-pez e incluso se puede escuchar el canto de la sirena. Narrarán cuatro historias que giran en torno al mar, donde los títeres serán los protagonistas.

La compañía catalana invita a los niños de Ibarra a ser espectadores cómplices del juego de los títeres, donde todo puede suceder y nada es lo que parece. Eso sí... tranquilamente, como la mar en calma.

Movidos por las ganas de contar historias, Pep Farrés, Jordi Farrés y Jordi Palet han unido esfuerzos y aptitudes para convertir esta actividad en una forma de vida. Para hacerlo han utilizado una buena dosis de imaginación, muchas horas de trabajo y un montón de trastos, gestos, palabras y títeres. Les gusta tocar temas poco tratados, de manera original y no moralizante.