Iñaki Galdos hizo acopio de las peticiones del deporte bidasotarra

El diputado charló durante más de dos horas con representantes de diferentes clubes

BORJA OLAZABALIRUN.
Encuentro. Galdos compartió más de dos horas de charla sobre el deporte bidasotarra. ::
                             F. DE LA HERA/
Encuentro. Galdos compartió más de dos horas de charla sobre el deporte bidasotarra. :: F. DE LA HERA

Iñaki Galdos, diputado de Deportes y Acción exterior de Gipuzkoa, se reunió el jueves con diferentes representantes de los clubes deportivos de la comarca del Bidasoa. El objetivo del encuentro era poner en conocimiento el plan 'Gipuzkoa Eraikitzen', pero sobre todo, charlar sobre las necesidades del deporte bidasotarra.

A la cita acudieron representantes del Rugby Club Irun, Sociedad Cicloturista San Marcial, La Bacaladera-Hondarribia, Bidasoa XXI, Real Unión, Club Ciclista Irunés, Santiagotarrak, Indima, BAT y Behobia (fútbol), además de Xabier Tife, concejal de Cultura y Deportes de Hondarribia, y Maria Eugenia Iparragirre, concejala del PNV en Irun.

La primera parte de la reunión sirvió para explicar el plan anteriormente citado, mientras que el grueso del encuentro estuvo destinado a una especie de charla-debate de lo más interesante entre los representantes de los clubes y el propio Iñaki Galdos, que tomó nota de todas las propuestas.

Nuevo campo de rugby. Javier Intxausti, del Rugby Club Irun, abrió el fuego planteándole a Iñaki Galdos el problema existente con el campo de rugby. Intxausti aseguró que «la Diputación firmó un acuerdo hace 17 años en el que se comprometía a pagar el 50% del gasto». Galdos le contestó que «aquel acuerdo no lo firmó Deportes y que lo deberá asumir el departamento que lo firmara en su día».

El vicepresidente de RCI, también organizador de la Donibane-Lohitzune-Hondarribia, le planteó el problema existente en la prueba a costa de los seguros médicos, con normativa diferente en un lado y otro de la muga.

Aguas bravas en San Miguel. Javier Martínez Vesga, presidente de Santiagotarrak, fue el segundo en intervenir. Habló de los problemas que tienen en la zona de San Miguel para los entrenamientos de la sección de aguas bravas.

«La construcción del bidegorri por parte de Diputación en Endarlatza ha generado servidumbres que imposibilitan el acceso de los piragüistas al río». También salió a la palestra el tema del canal de aguas bravas, que sigue estancado.

Promoción del deporte base. Proko Gómez, del Club Ciclista Irunés, se mostró disconforme con la idea de fomentar el deporte, ya que a su entender, «se debería dedicar más dinero al deporte base. A nosotros sólo nos llega para pagar dietas y premios para los ciclistas. Las ayudas no llegan ni a los mil euros». Galdos se defendió apuntando que «Gipuzkoa es la provincia que más dinero destina al deporte base y que son las federaciones las que lo gestionan».

La piscina de 50 metros.Javier Igiñiz e Iñaki de la Cava, del Bidasoa XXI, plantearon dos temas. Primero se refirieron a la campaña de iniciación a la natación de los escolares, que ha quedado en el dique seco en muchas ciudades por culpa de la crisis. Pero de lo que más se quejaron es de la imposibilidad de entrenar en la única piscina de 50 metros que hay en Gipuzkoa, apuntando que «hay un déficit de infraestructuras muy importantes».

Unificación Bidasoa-Arrate. Ramón Aranburu, de La Bacaladera-Hondarribia, después de que se hablara de la posible unificación de los equipos guipuzcoanos de rugby, lanzó al aire la posibilidad de que pasara lo mismo con el balonmano. A día de hoy, que Bidasoa y Arrate vayan de la mano parece muy poco viable.

Problema con las fichas. El Real Unión, muy satisfecho con el acuerdo al que llegó con la Diputación el año pasado, sólo habló de los problemas para gestionar las fichas de chavales de Iparralde.