Santano considera «muy positivo» el respaldo a la regeneración de Irun

Fomento, Gobierno Vasco, Bidegi, Euskotren, Renfe y Adif cierran la reforma del espacio ferroviario

A. L.SAN SEBASTIÁN.
Los representantes de las instituciones comprometidas posaron ayer antes de sentarse a negociar./
Los representantes de las instituciones comprometidas posaron ayer antes de sentarse a negociar.

El alcalde de Irun, José Antonio Santano, valoró ayer de forma «muy positiva» el compromiso alcanzado con el Ministerio de Fomento, el Gobierno Vasco, la Diputación (Bidegi), Euskotren, Adif y Renfe para la remodelación de su espacio ferroviario, lo que permitirá ganar unos 200.000 metros cuadrados a la trama urbana en pleno centro de la ciudad.

El regidor irundarra y el delegado de Desarrollo Urbano, Miguel Ángel Páez, participaron ayer en Madrid en una reunión en la que se analizó, con representantes de las instituciones y organismos implicados, el protocolo que seguirán para desarrollar este proyecto que va a revolucionar la segunda ciudad de Gipuzkoa.

En el encuentro se concretaron los detalles del documento de compromiso, que ahora tendrá que ser ratificado por los órganos de gobierno de las instituciones concernidas. Este protocolo será refrendado en Irun en un pleno extraordinario convocado para el 15 de diciembre. La firma formal se efectuará durante el mes de enero.

Ciudad partida en dos

Santano hizo público un comunicado en el que mostró su satisfacción por el acuerdo alcanzado, que a su juicio es «muy positivo» ya que supone el inicio de una de las reordenaciones urbanísticas más importantes que se van a acometer en Gipuzkoa en los próximos años.

La intención de este proyecto es acabar con la división que genera la malla de vías, que actualmente parte en dos la ciudad, y ganar ese terreno para zonas residenciales, espacio para actividades innovadoras, zonas comerciales, espacios públicos y equipamientos universitarios.

La remodelación contempla además la llegada del tren de alta velocidad hasta Irun, en concreto, hasta la estación intermodal que está previsto construir en este ámbito, muy cerca de la actual de Adif, y en la que el AVE se uniría al servicio de Renfe y de Euskotren.