Euskadi y Aquitania impulsarán un corredor ferroviario atlántico de mercancías

Proponen la creación de una red interregional de actores públicos y privados para impulsar el proyecto

A. LERATEIRUN.

El Gobierno Vasco y el Consejo Regional de Aquitania defendieron ayer la creación de una una red interregional de actores público-privados, con el fin de impulsar y promocionar el Corredor Ferroviario Atlántico de mercancías.

En una rueda de prensa en el recinto ferial Ficoba, en el marco del 'Atlantic Logistic Forum', el consejero de Transportes, Iñaki Arriola, acompañado del vicepresidente primero del Consejo Regional de Aquitania, Bernard Uthurry, abogó por impulsar el transporte ferroviario de mercancías, como «pieza fundamental» que permita «transformar el actual modelo de transporte hacia uno más sostenible». Arriola presentó una iniciativa impulsada por el Gobierno vasco y el Consejo Regional de Aquitania para crear una red interregional de actores público-privados que impulse el corredor ferroviario atlántico de mercancías, propuesta cuya «puesta de largo» pretenden hacer en Bruselas, «como capital política europea que es».

El consejero afirmó que el Arco Atlántico es «una casa común» que supone «la entrada occidental de Europa, donde se cruzan intercambios trasatlánticos y tráfico en el mar del Norte y el Mediterráneo» y en la cual Euskadi «debe jugar un papel crucial».

Transporte sostenible

En este sentido, remarcó la «apuesta y voluntad de cooperar» en el impulso del ferrocarril como medio de transporte de mercancías y como forma de transporte sostenible. Arriola comentó que la propuesta de Corredor Ferroviario Atlántico de mercancías se articula como «respuesta a la necesidad de superar las dificultades de conexión actuales del transporte ferroviario en el territorio atlántico, que lo sitúan en una situación testimonial frente al transporte por carretera».

Además, este corredor «responde a la necesidad para las regiones del Espacio Atlántico de movilizarse frente a la multiplicación de iniciativas de colaboración y lobbies macro regionales de otros ejes».

A su juicio, es imprescindible crear en el espacio atlántico un corredor ferroviario europeo «capilar, multimodal y seguro», mediante la constitución de una red de actores público-privados, con el fin de contribuir así al «desarrollo eficaz y sostenible de nuestros territorios».

Estructura de cooperación

Además, opinó que el Arco Atlántico debe actuar con «una voz única» en Europa, ya que «si todos nos unimos y nos coordinamos, el peso del mensaje es mucho mayor».

El consejero explicó que lo que proponen el Gobierno Vasco y el Consejo Regional de Aquitania es crear una estructura o instrumento jurídico «estable de cooperación» que permita «establecer entre todos, estrategias comunes y duraderas».

De este modo se podría articular «un corredor ferroviario intermodal, en línea con la Unión Europea, con las redes transeuropeas de transporte, con el fin de crear un sistema ferroviario único, interconectado y multimodal en la fachada atlántica».

También se busca conseguir «un corredor verde que favorezca un transporte integrado sostenible, respetando las directrices en materia de medio ambiente dictadas por la Unión Europea», explicó, así como una «presencia y una voz potente del Arco Atlántico en Europa» y un proyecto «complementario y transversal» a otras iniciativas para el desarrollo comercial y económico.