Vaivén Teatro ensaya en Madrid su nuevo montaje

Con Marcial Álvarez, 'Pope' en la serie 'El comisario', al frente del reparto, estrenarán 'Duda razonable' en Donostia el 27 de noviembre

ROBERTO HERREROSAN SEBASTIÁN.
Malos tratos. Marcial Álvarez -'Pope' en la serie 'El comisario'- y Ana Pimenta, en una escena de la obra./
Malos tratos. Marcial Álvarez -'Pope' en la serie 'El comisario'- y Ana Pimenta, en una escena de la obra.

La compañía guipuzcoana Vaivén Teatro se ha trasladado a Madrid durante unas semanas para los ensayos de la obra 'Duda razonable', una historia de intriga con el tema de los malos tratos como fondo. El espectáculo, que se estrenará los días 27 y 28 de noviembre en el Victoria Eugenia, cuenta con actores tan conocidos como Marcial Álvarez, muy popular por su trabajo en la serie 'El comisario', donde interpretaba al policía 'Pope'. El reparto lo completan Marta Poveda, Mariano Venancio y Ana Pimenta, que es también directora de la compañía. El vizcaíno Borja Ortiz de Gondra es el autor.

Esta ambiciosa apuesta teatral tiene su origen «en el intento de romper este estigma que se está dando de que la vida de un montaje se quede solo en casa», explica Pimenta, quien piensa que «las compañías vascas estamos enfrentándonos a una situación tremenda, porque aunque un espectáculo funcione muy bien aquí, como nos sucedió con 'El club de las mujeres invisibles', es muy difícil que luego salga fuera. Los circuitos teatrales están cada vez más blindados, con una actitud endogámica que me imagino que habremos construido entre todos. Y con esta obsesión de proteger lo nuestro hemos conseguido que nos cerremos las puertas los unos a los otros».

La idea de 'Duda razonable' surgió a raíz del caso Neira, cuando este hombre intenta parar una agresión a una mujer y se lleva la peor parte. «Nos pusimos a reflexionar sobre esa decisión de intervenir o no cuando alguien se encuentra de repente ante una agresión. Nos pareció un tema muy interesante, no es nada fácil hacer una u otra cosa. Las personas involucradas en aquel hecho eran casi como personajes shakesperianos, un poco juguetes rotos. Decidimos hablar con algún autor y yo pensé en Borja Ortiz de Gondra porque me habían gustado cosas suyas».

«El tema de los malos tratos -explica Marcial Álvarez- es el motor de la función, pero en realidad de lo que se habla es de los problemas de los cuatro personajes y de sus relaciones. Y socialmente del hasta dónde nos comprometemos o nos queremos involucrar en la vida de las otras personas a las que no conocemos y hasta qué punto cuando se hace es de una manera egoísta o altruista». Marcial ya había colaborado con el director de esta obra, Josep María Mestres, hace tres años con la obra 'Baraka'. «Los dos nos quedamos con ganas de volver a trabajar juntos». Y lo hace en esta producción que le parece «un thriller casero estupendo, al estilo de 'Misterioso asesinato en Manhattan', en el que como telón de fondo hay una historia sobre los malos tratos, pero de lo que se habla es del nadie conoce a nadie y del compromiso entre las personas».

«Mi personaje forma pareja con el que interpreta Ana Pimenta», comenta Marcial. «Son una pareja de intelectuales. Yo un catedrático de lingüística, ella es una escritora que vive en un mundo de novela y es la que va dirigiendo a mi personaje, que es mucho más terrenal, en su afán de querer salvar a las personas de ciertas calamidades. En este caso son los malos tratos que sufre en su casa la empleada del hogar que nosotros tenemos. Pero ante todo 'Duda razonable' es una pieza de intriga, no tanto policíaca, sino casera, de andar por casa, pero que te mantiene siempre alerta para saber lo que va a pasar o para adivinar si los personajes mienten o no. Todo el rato se juega con esto».

Pocos días antes del estreno en el Victoria Eugenia, darán los últimos toques al montaje en la sala Sarobe de Urnieta. Luego empezará la gira y para eso es importante, en opinión de Pimenta, que haya caras conocidas en el reparto. «Lo único que sale de gira son espectáculos con nombres famosos. Y yo tengo claro que tengo cosas que contar y si por el hecho de hacerlo sólo con los de casa no voy a girar, pues me da mucha pena, pero voy a intentar compatibilizar los dos tipos de producciones», apunta Pimenta.

Fotos

Vídeos