Respeto

RAMÓN ETXEZARRETA

Indagando lo de los galardones literarios. Anjel Lertxundi premio Nacional de Ensayo por su obra en euskera 'Eskarmentuaren paperak'. En castellano 'Vida y otras dudas'. A la inversa que con Vargas Llosa descubrimos que la obra, y el autor, están traducidos al castellano. Tiene abundante obra traducida, caso inédito en los premios nacionales recibidos por autores en euskera y argumento suficiente para callar a quienes critican el reconocimiento de obras cuyos valores el jurado supuestamente desconoce por su opción lingüística. La cosa se les pone cruda a quienes pudiendo comprobar lo literario argumenten únicamente el premio al euskera que, dicho sea de paso, tampoco es que no se lo merezca.

Pero una cosa es merecer un premio y reconocerlo y otra que nuestro comentario de la pasada semana hasta el extremo de que el mismísimo lehendakari salga proclamando o haciéndonos saber que Lertxundi ha colocado a la narrativa en euskera «a la altura de la que se hace en el resto del mundo».

¿Sabrá tanto de literatura el negro, el negro del lehendakari, a quien se le ha ido la mano? o ¿el propio Patxi Lopez, aparte de gran conocedor de la música moderna, lo es de todas las literaturas, incluida la escrita en euskera y en lenguas del «resto del mundo»? Mis razonables dudas al respecto. Nadie debe de creer que se le exige a ningún representante político este tipo de conocimientos, pero sí es absolutamente indispensable que cualquier comentario que hagan al respecto tenga altos niveles de credibilidad, que indicarían respeto, mucho respeto, al euskera, a la literatura, al castellano y a la ciudadanía.