diariovasco.com
Miércoles, 22 octubre 2014
lluvia
Hoy 11 / 15 || Mañana 7 / 14 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
¿Sabe en qué barrio vive?

SAN SEBASTIÁN

¿Sabe en qué barrio vive?

La ciudad se divide en 17 según criterios geográficos, urbanísticos, históricos y económicos. El Ayuntamiento decidió hace siete años definir la extensión de cada área para mejorar la gestión municipal

17.10.10 - 02:51 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Los hombres tenemos muy arraigado el sentimiento de pertenencia. Bien de origen o de acogida -¿se es de donde se nace o de donde se pace?-, cada uno de nosotros tenemos un espacio vital en el que refugiarnos. El más cercano de todos es el barrio. Podemos sentirnos donostiarras, guipuzcoanos, vascos... y así hasta un largo etcétera, pero la pertenencia al barrio no nos la quita nadie. Sin embargo, ¿sabemos a ciencia cierta a qué barrio pertenecemos? ¿Cuántos barrios tiene exactamente San Sebastián? ¿Cuáles son? ¿Son Larratxo, Bera Bera o Morlans, por ejemplo, algunos de ellos? En este reportaje hallaremos la respuesta.
Para empezar hay que decir que los barrios donostiarras así reconocidos por el Ayuntamiento son 17 y que su extensión está perfectamente delimitada. Son el fruto a un proceso realizado por el consistorio hace siete años para mejorar la gestión municipal y definir la extensión de cada área desde un punto de vista administrativo. Hasta ese momento, para conocer las zonas en las que estaba divivida la ciudad había tres criterios diferentes. El del Plan General, que estaba basado sólo en razones urbanísticas; el de las circunscripciones electorales, que atendían a cupos según el número de habitantes; y el de la recaudación, con criterios fiscales. Pero cada uno establecía una organización diferente. Así, Martutene y Loiola eran la misma zona para el Plan General, mientras que Añorga y Zubieta se agrupaban para las circunscripciones electorales. Además, en algunos casos, la división planteaba contradicciones entre los criterios utilizados por cada distribución.
Al final se comprobó que ninguna de ellos era útil desde un punto de vista global, por lo que desde el Ayuntamiento se decidió en 2003 establecer una delimitación por barrios que atendiera, en un principio, a criterios geográficos y de sentimiento de pertenencia. Pero el proceso se complicó y resultó difícil llegar a acuerdos. ¿Venta Berri era un barrio o pertenecía al Antiguo? ¿Oleta era Altza? ¿Y Añorga Txiki?
La actual delegada de Barrios, Duñike Agirrezabalaga, recuerda que «paralelamente había problemas con algunas calles que podían considerarse limítrofes entre una zona u otra, y con los sentimientos encontrados de los vecinos, por lo que se decidió enfocar el asunto desde otro lado».
Sentimiento de pertenencia
Así, la falta de operatividad hizo que el consistorio se decidiera a aplicar criterios urbanísticos, sociológicos, económicos e históricos en el proceso, además de implicar a un buen número de departamentos municipales, desde Tráfico a Bomberos o Bienestar Social. Como apunta Agirrezabalaga, la zonificación de la ciudad «no pretendió alterar el sentimiento de pertenencia, sino tener una distribución oficial de las diferentes zonas para una mejor distribución de los recursos públicos y atención a los ciudadanos».
La zonificación definitiva se volcó en la cartografía y fue un punto de partida importante en el intercambio de información del trabajo en red, ya que desde entonces todos los departamentos municipales trabajan sobre la misma base de datos y manejan los mismos criterios. La construcción de equipamientos culturales, deportivos o centros de asistencia social levantados en los últimos años han tenido en cuenta esta división de la ciudad. También ha servido a la hora de fijar subvenciones para las fiestas o de fijar criterios para la matriculación de los niños en escuelas públicas.
Los 17 barrios
Después de largos meses de estudios y trabajos previos se estableció la delimitación definitiva de los barrios de la ciudad, que quedó formada por 17. Éstos, a su vez, se subdividen en distintas unidades menores que lo integran. Por orden alfabético, los barrios son los siguientes:
Aiete: situado entre las vegas de Ibaeta y del Urumea, ocupa una posición central en la ciudad y se vertebra en torno al antiguo camino real de Francia a Hernani (Aldapeta, Paseo de Aiete y Oriamendi). Su transformación de barrio rural a residencial se produce en los setenta. Está formado por las unidades menores de Miraconcha alta, Arbaizenea, Puio Lanberri, Errondo, Etxadi, Pagola, Bera Bera, Munto y Lugaritz.
Altza: de 14'5 km2 de superficie, su territorio se extendía por los municipios de Pasaia, Errenteria y Astigarraga antes de su anexión a Donostia en 1939. Es el barrio más oriental y está limitado por el puerto de Pasajes, la autopista A-8 y los enlaces de ésta con Herrera. Comprende las unidades menores de Larratxo, Altza-gaina, Arria, Oleta, Buenavista, Eskalantegi, Molinao, Auditz Akular y Herrera.
Amara Berri: se desarrolla desde el Parque Araba por los antiguos meandros del Urumea, incluyendo las vaguadas de Anoeta y Morlans, así como Riberas. Su espacio físico lo delimitan el río Urumea, las vías del Topo y el trazado de la Variante.
Añorga: localizado al sur-suroeste del municipio, cuenta con un importante área rural que se extiende más allá de los asentamientos urbanos a lo largo de la N-I. Estaría limitado por el denominado 'nudo de Añorga' de la A-8, que marca la frontera con Ibaeta, y la muga con Lasarte-Oria. Presenta un desarrollo básicamente líneal y engloba a siete unidades menores: Zuatsu, Atotxa Erreka, Añorga Txiki, Añorga, Amasorrain, Rekalde y Belartza.
Ategorrieta-Ulia: en el corredor este de la ciudad, incluye la totalidad de la parte norte del valle de Ategorrieta y buena parte del monte Ulia (edificaciones residenciales de la ladera sur). Su extensión incluiría hasta las avenidas de Elosegi y Navarra, a excepción de Sagüés (que pertenece a Gros), limitando al oeste por las vías de Renfe. Agrupa a Manteo, Ulia Barren y Ategorrieta.
Centro: comprende las áreas de la Parte Vieja, los ensanches del siglo XIX, la primera línea de Miraconcha y el cerro de San Bartolomé, así como el monte Urgull y la isla de Santa Clara. Está limitado al norte por el mar, al este por el Urumea, al oeste por la bahía y las lomas de Aiete, y al sur por el Parque Araba. Amara Zaharra se establece como una unidad menor de este barrio, englobando San Roque y San Bartolomé.
Egia: surge a mediados del XIX con la llegada del ferrocarril a la ciudad. Su lindero este está configurado por la vaguada de Marrutxipi, Polloe, el túnel del mismo nombre sobre la Variante y Baratzategi, ya en Intxaurrondo. Al trazado de Renfe como línea de delimitación, se une el Urumea en los lados occidental y meridional. Agrupa las unidades del Paseo del Urumea, Atotxa, Aldakonea, Jai Alai, Tolaregoia, Iruresoro y Mundaiz.
El Antiguo: se emplaza al oeste de la bahía, flanqueado por los montes de Igeldo y Aiete. Ocupa la parte norte de la vega de Ibaeta hasta el litoral y la loma sobre la que se asienta el Seminario. Incluye el extremo oriental del monte Igeldo, en cuya ladera este se asientan el Parque de atracciones, la carretera del Faro, Erregenea y Torre Satrústegui, y todos los terrenos comprendidos al este de la línea que dibuja el paseo de Igeldo y el camino de Tximistarri. Acoge a Benta Berri, mientras que Lugaritz, por motivos topográficos, se incluye en Aiete.
Gros: se levanta sobre las dunas y arenales situados entre la desembocadura del Urumea y la falda de Ulia. Está limitado al sur por el trazado de Renfe, al este por la Avenida de Navarra y la falda de Ulia, y al oeste por el Urumea. Constituye el ensanche este de la ciudad.
Ibaeta: ocupa las tierras llanas de la vega del mismo nombre. Se extiende, de sur a norte, desde el nudo de la variante de Añorga (A-8) hasta el ensanche de Ondarreta, así como por parte de las laderas de Lugaritz e Igeldo, que establecen sus límites este y oeste. Incluye las unidades menores de Arriola, campus universitario, Lorea, Iza, El Infierno, Errotaburu, Igara y Berio.
Igeldo: se compone de dos enclaves urbanos diferenciados, el del tradicional pueblo de Igeldo y la urbanización de Amezti. Junto a estos dos núcleos existe una infinidad de edificaciones residenciales por la ladera norte. Sus lindes septentrional, meridional y occidental las marca el Cantábrico y el término municipal de Orio. El límite con Ibaeta se establece en los caminos de Lasarmendi y Pokopandegi.
Intxaurrondo: se integra junto con los de Miracruz-Bidebieta y Altza en el corredor oriental de la ciudad. Su núcleo original se sitúa junto a las vías de Renfe, siendo su edificio más emblemático el caserío Intxaurrondo. Se articula en torno a las áreas de Intxaurrondo Viejo; Intxaurrondo Berri, en las laderas de Lizardi; Intxaurrondo Norte, desde Lizardi hasta la Variante; e Intxaurrondo Sur, desde la Variante hasta Ametzagaina. El área de Garbera lo separa de Altza, Jai Alai de Gros, Polloe de Egia y los terrenos de las antiguas cocheras de la Compañía del Tranvía de Ategorrieta-Ulia. Su límite norte se fija en la avenida Elosegi hasta alcanzar el alto de Miracruz, desde donde por el camino Parada, enlaza con el puente de Garro.
Loiola: se sitúa sobre los terrenos llanos de la vega del Urumea, el cual lo divide dejando en su margen derecha los cuarteles y la ladera de Ametzagaina, y en su izquierda la práctica totalidad del desarrollo residencial del barrio. La Variante marca su frontera con Amara Berri (razón por la que Riberas se incluye en este barrio), el vial de conexión con Intxaurrondo lo separa de Altza y el polígono de Antzita ejerce de muga con Martutene. Incluye las unidades menores de Ciudad Jardin, Patxilardegi y Txomin.
Martutene: emplazado en el extremo suroriental del municipio, está delimitado al norte por el parque de Lau Haizeta (que pertenece parte a Loiola y parte a Altza) y al oeste por las laderas de Zorroaga y el campo de Basozabal, incluido en el barrio de Miramón-Zorroaga. Engloba las áreas del Polígono 27, Antzita, Campos Elíseos y Portutxo.
Miracruz-Bidebieta: la avenida Elosegi los secciona en dos partes diferenciadas. La Paz y Gaiztarro a un lado; y parte del antiguo Herrera y Montesol al otro. Linda al norte con el puerto, al sur con el ferrocarril de Renfe y al oeste por el camino de Mendiola hasta su intersección con el Paseo de Ulia. Bidebieta, Bidebieta I-Artazkone y el Alto de Miracruz son sus unidades menores.
Miramón-Zorroaga: al sur de la ciudad, se alza sobre las lomas que dominan el valle del Urumea y las regatas de Barkaiztegi y Añorga. Limita al norte con la Variante, al este con las laderas de Zorroaga y la vaguada de Barkaiztegi en su colindancia con Loiola, y al oeste sus lindes discurren por el paseo de Oriamendi. Abarca las unidades del Parque Miramón, Iyola, Ilumbe, Zorroaga y Hospitales.
Zubieta: más que un barrio se trata de uno de los enclaves territoriales que el municipio posee. Es el área más occidental de Donostia y comprende un núcleo de población de carácter rural. Ha disfrutado siempre de personalidad y características propias, a la vez que de una organización administrativa especial. En 1996, mediante un acuerdo plenario de los ayuntamientos de San Sebastián y Usurbil, se acuerda la creación de la Junta Vecinal de Zubieta como junta administrativa erigida en órgano complementario de administración del barrio. Incluye la zona del Hipódromo-Bugati y los terrenos de Eskuzaitzeta.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
¿Sabe en qué barrio vive?

¿Dónde vive? San Sebastian se extiende a lo largo de 61 km2 y se divide en 17 barrios. :: LOBO ALTUNA

Videos de Gipuzkoa
más videos [+]
Gipuzkoa
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.