Bajan las custodias compartidas pese al aumento de peticiones

Kideza lo atribuye a la «falta de acuerdo entre las partes y a la reticencia judicial»

EFESAN SEBASTIÁN.

Las adjudicaciones de custodias compartidas han bajado en Euskadi desde 2007 a pesar de que ha subido la demanda de petición de las mismas, según la Asociación Guipuzcoana de Madres y Padres Separados (Kidetza), que lo achaca a la «falta de acuerdo entre las partes y a la reticencia judicial».

La psicóloga Julia Rodríguez, la trabajadora social Yoana Gumbao y la mediadora familiar Arantxa Bergara, todas ellas de Kidetza, defendieron ayer en una rueda de prensa en San Sebastián la custodia compartida de los hijos, aunque matizaron que debe adecuarse siempre a cada caso y ser un «traje a medida para cada pareja».

«No se trata de que el niño pase cada semana el número exacto de horas» con ambos progenitores sino que, por ejemplo, pueda establecerse que el padre sea el responsable de los hijos durante las tardes -salida del colegio, desplazamiento a las actividades extraescolares, merienda y cena- sin que tengan necesariamente que pernoctar en su domicilio tres días a la semana, explicaron.

Dos referentes

El objetivo -recalcaron- es el bienestar de los menores, que deben tener a los «dos progenitores como referentes», insistieron las responsables de Kidetza, que piden a la Justicia que «abogue por esta fórmula», que es asumida por los hijos con «absoluta normalidad».

Esta «reticencia» que, a su juicio, muestran los tribunales y los contenciosos entre las parejas, muchas de ellas jóvenes y acostumbradas a llevar las obligaciones familiares al 50%, provocan que las custodias compartidas no siempre prosperen en Euskadi, donde se registra la media más baja de toda España, según Kidetza. La adjudicación de custodias compartidas ha descendido en Euskadi al pasar de 220 en 2007, a 161 en 2008 y a 142 en 2009, ejercicios en los que también ha bajado en esta comunidad autónoma el número de divorcios con custodias, la inmensa mayoría de las cuales fueron para las madres.

Kidetza cree «urgente modificar la Ley del Divorcio» para introducir la custodia compartida como modelo preferente y extender los servicios de mediación y orientación familiar a los municipios guipuzcoanos de más de 50.000 habitantes.

Esta agrupación, que ha presentado una moción de apoyo a la custodia compartida que prevé que será aprobada próximamente por las Juntas Generales de Gipuzkoa, fue creada en 1994 y ofrece apoyo psicológico, jurídico y social, así como labores de mediación familiar y prevención ante situaciones de maltrato o exclusión, con el objetivo de primar siempre el bienestar de los menores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos