Inma de Santis, actriz y estudiante de COU

1975 La intérprete y presentadora, que moriría joven, acudió al Festival de Cine con 16 años

MIKEL G. GURPEGUI
Pese a su muerte prematura, Santis cuenta con una extensa filmografía. ::
                             KUTXA FOTOTEKA/
Pese a su muerte prematura, Santis cuenta con una extensa filmografía. :: KUTXA FOTOTEKA

Fue niña prodigio, rostro habitual en el cine y la televisión de los años 70 y hasta mito erótico de la Transición. Pero Inma de Santis murió muy joven, a los treinta años, al volcar su todoterreno durante unas vacaciones por el Sáhara en diciembre de 1989.

¿Por qué nos acordamos hoy de la malograda actriz y presentadora madrileña? Pues porque hace 35 años, en 1975, estaba entre nosotros, en el Festival de Cine. Y la entrevistaban en DV, presentándole como «estudiante de COU y con muchas aspiraciones» y como «actriz desde los cinco años».

Cierto es que aunque la estrella de la guapísima Inma de Santis se apagó demasiado pronto, brilló con intensidad. Debutó con cinco años en la producción hispano-mexicana 'El niño y el muro', hizo de niña angelical en películas como 'El otro árbol de Guernica', de Pedro Lazaga, o 'La duda', de Rafael Gil, estudió Ciencias de la Información, dirigió cortometrajes, fue actriz en series y en quince obras de teatro para TVE, actuó en películas tan dispares como 'Vaya par de gemelos', con Paco Martínez, o 'Leonor', película de terror en la que le acusaban de bruja, y presentó con éxito el espacio televisivo 'Fin de semana' .

La colegiala

En el Festival de 1975, la Santis era presentada así en el periódico: «una de esas jóvenes bellezas, frágil, delgada y nerviosa, es Inma de Santis. Larga melena rubia, con dieciséis años a la espalda y COU a punto de terminar. Cualquiera pensaría que se trata de una joven colegiala que se ha acercado al mudno del cine para ver de cerca su oropel, pero ya resulta más sorprendente que te empiece a tecitar alguna de sus películas más queridas».

Y para entonces, eran 'El niño y el muro', 'El mercenario', 'El otro árbol de Guiernica', 'La duda', 'Entre dos amores', 'El fuego del diablo', 'Juegos de amor prohibido' y 'Tío, ¿de verdad viene de Madrid?'.

Inmaculada Santiago del Pino venía entonces, de verdad, de Madrid, para promocionar el estreno días después de 'Juegos de amor prohibido', aquella cinta de adolescentes rebeldes a la fuga que dirigió Eloy de la Iglesia. Según explicaba, «desempeño el papel protagonista y somos un chico y una chica que nos escapamos del colegio para vivir libremente nustras relaciones. El argumento es un poco complicado, más o menos nos acoge un señor en su casa y poco a poco se produce un cambio de poder de él a mí...».

Por un anuncio

Acaso Inma de Santis se quedó sin protagonizar su gran película entre aquellas irregulares producciones de la Transición, pero nos dejó el recuerdo de su vitalidad y de aquella mirada que podía ser tan desvalida como maligna.

En la entrevista que le hizo DV con 16 años, comentaba su intención de simultanear la interpretación con sus estudios, afirmaba que «el cine es una cosa a la que me dedico porque me gusta, pero lógicamente no lo es todo» y recordaba cómo fue el inicio de su carrera. «Todo fue a raíz de un anuncio de prensa en el que solicitaban una niña para una película. Me presentó mi madre, me dieron el papel... y hasta hoy».

Fotos

Vídeos