Condenados a siete años y medio por la quema de un cajero

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional condenó ayer a siete años y medio de prisión a cuatro jóvenes -Sendoa Aratz, Unai Frías, Jon Villanueva y Asier Gómez- por quemar un cajero automático en 2008 en Barakaldo, pese a que el fiscal pidió 33 años. Les absuelve de pertenencia a banda armada y otro de tenencia de aparatos y sustancias incendiarias y explosivas. EFE