¿En una mesita de la Parte Vieja?

Está en estudio. ¿Es posible colocar una terraza en la Parte Vieja? ¿Qué dirán los vecinos? ¿Qué opinarán otros sectores sobre seguridad? Todos van a ser escuchados, después de que la Asociación de Hostelería encabezada por Mikel Ubarretxena, se reuniera con el alcalde Odón Elorza para presentarle su planteamiento. La propuesta incluye la petición de poder colocar veladores en la Parte Vieja, pero, eso sí, ajustados a las dimensiones de cada calle en la que sean autorizadas y respetando un paso mínimo de dos metros en la zonas más estrechas. Este margen parece muy escaso en el Ayuntamiento, pero Elorza ha sido receptivo con la idea y, además, hay calles en las que la anchura de paso es mayor. Los hosteleros han analizado a modo de ejemplo cuatro vias, 31 de agosto, que es la más ancha, Puerto, Mayor y una de las más estrechas, la calle Iñigo. Los veladores que plantean están ajustados a esquinas o pequeños espacios libres, pero más allá de opiniones, que las hay para todos los gustos, se va a escuchar diferentes voces y, sobre todo, los técnicos de Patrimonio, Seguridad y Vías Públicas van a emitir informes sobre la posibilidad.

El alcalde ya advirtió que analizaría pros y contras. En este último capítulo se encuentran las posibles molestias a los vecinos o a los peatones. En el listado favorable aparecen el atractivo turístico y la seguridad ciudadana que generan estos establecimientos. Se pone el ejemplo de la plaza de Sarriegui, que se ha unido a la plaza de la Constitución y a la entrada a la plaza de la Trinidad a la hora de poner veladores. Existen también dos nuevos más, uno frente al atrio de Santa María y otro junto a la iglesia de San Vicente.