La cueva de los milagros

Cueva de Sandaili, Oñati (Gipuzkoa)./
Cueva de Sandaili, Oñati (Gipuzkoa).

A pocos kilómetros de Oñati, en el desfiladero que conduce al valle de Araotz, la cueva de Sandaili es un lugar de culto pagano desde tiempos inmemoriales. Las estalactitas de la cueva dejan caer gotas de agua que se juntan en un pilón. Las leyendas populares atribuyen a esas aguas poderes mágicos. Las mujeres de la zona que tenían dificultades para concebir acudían a Sandaili, donde se bañaban, esperando que las aguas sagradas las sanasen y asi poder quedarse en estado. Como agradecimiento a los dioses, éstas volvían a la cueva durante el embarazo para dejar las ropas del niño. Todavía hay personas que realizan este antiguo ritual. Alrededor del rincón sagrado, se encuentra una preciosa senda que sube, pasando cerca de la milagrosa cueva de Sandaili, hasta la espectacular cueva de Aitxulo. También permite recorrer los barrios rurales más apartados de Oñati, donde el contacto con la vida del campo y las evocaciones a la vida de nuestros ancestros se hace patente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos