Artikutza se viste de Obaba

Imanol Rayo adapta al cine en euskera la novela de Atxaga 'Bi Anai'

ENRIQUE MINGOSAN SEBASTIÁN.
Artikutza se viste de Obaba

No era el día de San Agustín pero Artikutza vivía ayer una jornada de fiesta especial. En su campa, con el sonido del acordeón acompañando los pasos del baile, se reconstruía la romería que Bernardo Atxaga ideó en la novela 'Bi Anai', dentro de su imaginario mundo de Obaba, y que ahora el joven director de Arbizu Imanol Rayo revive en el que será su primer largometraje. La película se está rodando en euskera con la intención de que sea subtitulada al castellano, «aunque no se descarta doblarla también».

«Este enclave urbano, encerrado entre bosques, recoge la esencia de Obaba», reconocía el propio autor de la novela, que se acercó hasta el poblado de Artikutxa para seguir el rodaje de la fiesta, «una de las escenas más importantes de la película», según reconocía Rayo.

La historia de 'Bi Anai', que transcurre a lo largo de siete días, cuenta la historia de dos hermanos huérfanos donde el pequeño tiene que cuidar del mayor, ya que padece una deficiencia psíquica. La trama se conduce a través de esa narrativa onírica que el escritor de Asteasu creó en su fantástico territorio de Obaba en una época indeterminada que podría situarse a finales de los 50 y principios de los 60, cuando transcurrió la infancia del autor.

Para los papeles de los hermanos, principales protagonistas, el cineasta de Arbizu cuenta con los actores Aitor Kotores, en el papel de Daniel, el hermano mayor, y Bingen Elortza ('La máquina de pintar nubes'), como Paulo, el pequeño. «Los actores han sido buscados a base de pruebas, tan sólo Kandido (Uranga), para el papel de cura, estaba un poco prefijado. Quería caras desconocidas y creíbles, que fluyeran con el entorno rural que íbamos a retratar». Para los papeles femeninos la película cuenta con Amaia Lizarralde ('La ardilla roja') y Loreto Mauleon ('La máquina de pintar nubes').

«He tratado de distanciarme de la novela en el sentido narrativo. Trato de llevar a la película un cambio en el punto de vista. Llevarlo a un terreno más documental», comenta Rayo, para el que esta es una de las novelas de Atxaga «en la que percibo un estilo más religioso, con ese aura fantástica y onírica que también intento plasmar, pero llevándolo hacia el naturalismo».

Imanol Rayo, que a sus 25 años sólo había realizado cortometrajes, lleva tres años volcado en este proyecto en el que ha realizado siete guiones. «He estado en contacto con Bernardo durante todo este proceso, realizando revisiones. Para mí y para la película, que a priori no trata un tema fácil ni comercial, es muy importante haber contado con su apoyo».

El de Asteasu asegura que se resiste a dar su opinión sobre la adaptación «siguiendo la vieja regla de no hables de lo que no sepas». Para Atxaga, «en cuanto una narración cambia de medio inmediatamente se transforma». Por eso, asegura, «procuro intervenir lo menos posible en este nuevo medio, del que no soy muy entendido». De todas formas, lo que sí confirma el autor de 'Bi Anai' es que coincide plenamente con la «ideología artística» de Imanol Rayo.

Fotos

Vídeos