La grada en el portátil

Televisión e internet en uno. Vocento marca un hito al ofrecer los partidos de la recta final de la Liga en directo a través de sus webs

F. APAOLAZA
Los partidos se pueden adquirir desde 4,95 euros sin necesidad de suscripción./
Los partidos se pueden adquirir desde 4,95 euros sin necesidad de suscripción.

Durante el siglo XX, el hombre se aventuró a predecir un mundo muy distinto para la Era 2000. Los coches volaban por autopistas del cielo, las personas se alimentaban con píldoras y una buena parte de la humanidad vivía en el espacio. Nadie advirtió que la Liga de fútbol se pudiera ver en la pantalla del ordenador. Hace sólo treinta y cinco años, con aquellos pesados televisores, los fallos de antena, las rayas y la dichosa niebla, nadie se hubiera creído que esta noche en la web de éste, su periódico, iba a poder ver en directo los partidos de la jornada. Vocento, el grupo líder de prensa en internet con más de diez millones de usuarios únicos mensuales, ha apostado por ofrecer en sus portales la Liga gracias a un importante acuerdo alcanzado con Mediapro.

El acceso a cada partido, desde la misma portada de Diariovasco.com, se da a través de una conexión televisiva de gran calidad que permite disfrutar del juego en la pantalla del ordenador o de un televisor conectado. Todo sin necesidad de suscripciones a canales. Desde 4,95 euros en calidad 'streaming' 500 K y desde 12 euros, en 'streaming' 1,5 M, noventa minutos de juego. Así sucedió anoche y se repetirá hoy a las 20.00 horas con el Athletic-Málaga, el Osasuna-Deportivo o el Zaragoza-Espanyol.

La apuesta de Vocento no es más que un signo del cambio de los tiempos y una tendencia en la que se confunde la pantalla del ordenador y la de la televisión. Los medios ya no son los que eran. En 1994, abrían las primeras versiones on line de los periódicos en papel y, desde entonces, el planeta ha corrido mucho. En aquellos días, los terrícolas más privilegiados se conectaban a la red con una velocidad de 56 kb/s, cuando no eran 14. Mucha ilusión y poco ancho de banda. Con aquellos mimbres, se volcaban las noticias «con unas fotos minúsculas para que no pesaran y tardaran en cargarse». Lo explica Roberto de Celis, director de Internet de Medios Regionales de Vocento, que recuerda los comienzos del periodismo digital y su evolución. «Primero fue el volcado de las noticias en una página principal, luego se implantó un modelo de actualizaciones (Breaking News), más tarde la web 2.0 en la que el usuario es parte activa comentando y generando información y por fin la fase actual, en la que se consumen indistintamente contenidos audiovisuales y textos». Y se ven cuando se quiera. De Celis habla de un cambio brutal que termina con las parrillas televisivas tal y como las conocemos. «Pasamos del 'prime time' al 'my time', vemos lo que queremos cuando queremos. Estaremos hiperconectados».

El milagro del 'streaming'

En la pantalla del futuro se emiten eventos, que antes eran imposibles, gracias al 'streaming'. Detrás de la palabreja se esconde la técnica que permite visualizar vídeo y audio sin tener que descargarlo antes. La imagen está en nuestra pantalla, los datos están en algún servidor. Hace veinte años, esto era como andar sobre las aguas. ¿Cómo es posible ahora? El profesor de Proyectos Periodísticos de la Universidad de Navarra, Ramón Salaverría distingue un doble desarrollo. «Han mejorado mucho los formatos de codificación, que hacen posible ver contenidos en Full HD y también la banda ancha que permite acceder a documentos digitales de gran volumen».

Con las estrellas del campo jugándose la Liga en la pantalla del portátil, sin necesidad de antenas, el futuro ya es el presente, pero ¿cómo será el mañana? Salaverría adelanta una imagen: «El espectador de un evento deportivo será como un realizador ante un sistema de multipantalla. Podrá elegir tanto el contenido en directo como el plano de lo que ve».