La escuela de música Antzar Gazteak sale a la calle a través de sus txistularis

Si ayer acompañaron a los cabezudos, mañana serán los encargados de la diana. La desaparición de la fanfarre no terminó con el proyecto de la escuela que sigue con una veintena de alumnos

OLATZ ELOSEGILAZKAO.

La desaparición de su fanfarre, hace ya año y medio, dejó a la escuela de música Antzar Gazteak sin la parte más visible de su trayectoria, la más conocida. Pero eso no significó el adiós de un proyecto que nació hace ya cerca de tres décadas y que ha servido para introducir en el mundo de la música a más de 200 chavales de Lazkao.

Y es que la escuela de música Antzar Gazteak continúa adelante, con cerca de una veintena de alumnos, que asisten a clases de solfeo, txistu y atabal, de forma gratuita. La mayoría, de entre 14 y 16 años, aunque también los hay más jóvenes y mayores. «Hay gente de hasta 20 años que ha querido seguir ahí. Sus trabajos no siempre les permiten participar en las actividades de la banda, pero continúan involucrados», explica Valentín Ropero, uno de los impulsores de la escuela. Nekane Eskisabel es la profesora y el fundador del proyecto, José Manuel Bergara, imparte las clases de atabal.

Mañana, diana

Estas fiestas de San Prudencio constituyen una buena oportunidad para conocer el trabajo que se está haciendo en la escuela, ya que los txistularis de Antzar Gazteak saldrán a la calle para amenizar dos momentos diferentes. Ayer lo hicieron junto a los cabezudos y mañana, día de los niños, se encargarán de la diana, a las nueve de la mañana. «Saldrán unos diez txistularis, ya que los más pequeños de la escuela aún no actúan y entre los mayores no todos pueden acudir por compromisos laborales», explica Ropero, quien subraya la importancia de este tipo de citas para los alumnos. «Son el justificante de su labor, del trabajo que están realizando. Y para nosotros, como escuela, también es importante que se nos vea».

Desde Antzar Gazteak recuerdan que las puertas de la escuela están abiertas a todos los que tengan interés por aprender. «Sólo hace falta tener más de 7 años y ganas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos