El antiguo edificio de la Aduana en Santiago iniciará sus obras de reforma este año

I.M.IRUN.

Las actuaciones municipales para reformar el ámbito comercial de la zona fronteriza de Santiago no han terminado con la reordenación del espacio entre las tiendas y la carretera. El alcalde, José Antonio Santano, avanzó ayer que las obras para «remozar y mejorar» el antiguo edificio de la Aduana «empezarán este año».

El Gobierno local gestionó ayudas europeas, dentro del proyecto de carril bici europeo 'Euroveló', para convertir este inmueble en centro de interpretación. Parte de los 200.000 euros percibidos se deben destinar a este fin «y el compromiso es hacerlo en 2010», indicó. «Que la obra acabe este año o el siguiente dependerá de si se limita al exterior o incluye el contenido sobre la red ciclista, la historia del puente y la propia ciudad».

Además, el alcalde anunció la orden de derribo dada al propietario de una parcela de la zona en la que se encuentran unos barracones prefabricados. En 1984 se extendió un permiso en precario para que sirvieran de complemento a las instalaciones aduanareas. «Hoy, ya no tiene ningún sentido», señaló el alcalde. «Acabada la reurbanización, hemos entendido que era el momento para finalizar con ese expediente de demolición».