El proyecto de la calle Hondarribia incorpora el 'aparcamiento exprés'

Urbycolan realizará la obra en siete meses por 1,6 millones de euros. El delegado de Obras, Miguel Ángel Páez, dio a conocer nuevos detalles de la actuación urbanística

I. MORONDOIRUN.
Inminente. La nueva urbanización de la calle Hondarribia comenzará antes del verano. ::                             F. DE LA HERA/
Inminente. La nueva urbanización de la calle Hondarribia comenzará antes del verano. :: F. DE LA HERA

La calle Hondarribia, el único proyecto del Plan E 2010 que quedaba por contratar, ya tiene adjudicatario. La Mesa de Contratación ha elegido la propuesta de la empresa Urbycolan, con un presupuesto de 1.655.821 euros, casi 300.000 euros por debajo del precio máximo de la licitación. La adjudicación oficial tendrá lugar hoy en una Junta Local de Gobierno extraordinaria. Tras la firma del contrato, la empresa tendrá siete meses para realizar unas obras que está previsto que arranquen antes del verano.

El delegado de obras, Miguel Ángel Páez, dio cuenta de la noticia y recordó que esta reurbanización, además de la implantación del carril bici, persigue un impulso comercial. «Queremos que la calle tenga un aspecto más agradable, con aceras más anchas y arbolado. El proyecto tiene vocación de estimular la implantación comercial en contraposición con la vocación más hostelera que ha tenido en estos últimos años». El negocio de estos locales ha decaído últimamente y muchos de los bajos se encuentran vacíos. «Lo mismo buscamos en la calle Estación», recordaba Páez. Las obras en esta vía empezarán también este año, con financiación, en este caso, del Gobierno Vasco mediante el programa Merkagunea para impulsar y renovar zonas de actividad comercial.

Sobre cómo será la calle Hondarribia tras la obra, Páez señaló en un plano las diferencias respecto a la actual. En primer lugar, las aceras serán más anchas para «potenciar el carácter peatonal» y se incluirá un alineamiento de arbolado en ambos lados. El eje de la carretera, hoy centrado, se desplazará hacia un lado. El motivo es que en la acera de los portales pares sólo habrá acera y arbolado, mientas que en la de los impares, además de eso mismo, habrá de reservarse espacio para un bidegorri y aparcamiento.

Aparcamiento 'exprés'

En esto precisamente se encuentra una de las principales novedades del proyecto. Cuando en febrero el alcalde, José Antonio Santano, presentó a vecinos y comerciantes del barrio la pretendida reforma de la calle Hondarribia, éstos le plantearon una zona de 'aparcamiento exprés': plazas con un estacionamiento gratuito y limitado a muy pocos minutos. Santano atendió la petición y se comprometió a tratar de incorporarlo al proyecto.

Así, en el dibujo que Páez dio a conocer ayer, se apreciaba una fila de aparcamientos en línea en la acera de los impares. El edil afirmó que se trata de plazas de carga y descarga «y del aparcamiento exprés, que será como una carga y descarga pero para vehículos particulares». La reforma saldrá cara en plazas de aparcamiento, de eso no hay duda, pero desde el Gobierno entienden que es el precio de un urbanismo más atractivo, despejado y comercial. «Sobre todo los residentes, seguramente tendrán que recurrir al parking de El Pinar en alguna de las múltiples modalidades de uso que ofrece. Las plazas en superficie van a quedar muy reducidas y van a ser de OTA», señaló. Páez abordó también la ordenación del tráfico para recordar que aunque, inicialmente tras la obra, se mantendrá el doble sentido de circulación, «la sección está pensada para un futuro en el que San Miguel-Anaka esté desarrollado. Entonces, la calle Hondarribia será sólo de bajada, con un carril para el tráfico normal y otro reservado para autobuses. Esta calle, junto con las calles Donostia (que será un gran boulevard), Anaka y Estación, formará una rotonda de circulación alrededor de San Miguel y todas serán de sentido único».

Por último, sobre la parte estética del proyecto, el delegado de obras reveló que las aceras llevarán unas baldosas «del estilo de las de las avenidas de Gipuzkoa o Navarra», pero con cenefas de granito como las que existen «en la calle República Argentina y en la avenida de Iparralde». La duda está en la luminaria. «Las farolas han quedado fuera. Queremos conseguir fondos del EVE (Ente Vasco de la Energía) o su equivalente estatal para implantar un sistema de iluminación tipo LED».