Calefacción y agua caliente a leña

Aramaio implantará un sistema de calefacción y agua caliente que aprovechará sus recursos forestales

K.O.ARRASATE.

Uno de los proyectos más llamativos englobados dentro de la iniciativa 'Aramaixo' consiste en la construcción de una central térmica de biomasa forestal para suministrar agua caliente y calefacción a todas las viviendas de la localidad. El denominado 'district heating' busca la autosuficiencia en materia energética aprovechando los recursos forestales del municipio. Y estos no son pocos. Alrededor de mil hectáreas de bosque producen ramas y leña más que suficiente para alimentar la caldera que abastecerá de agua a las 200 viviendas de Ibarra. Este sería el primer eslabón de un proceso que en el futuro se podría reproducir por los diversos barrios y enclaves rurales que conforman el municipio.

Aramaio carece hoy por hoy de suministro de gas. Por ese motivo, las viviendas de Aramaio disponen de calderas de gasoil o propano. Con la puesta en marcha del nuevo sistema de calefacción de biomasa desaparecerían estas 200 calderas familiares y con ellas las tres toneladas de CO2 que emiten anualmente. La biomasa, por su parte, emite una cantidad de CO2 a la atmósfera prácticamente igual a la que ha sido absorbida por la planta de la que proviene durante su vida, con lo que su balance es neutro.

La central térmica de biomasa se construirá en una parcela situada detrás de la casa de cultura. Generará una potencia de 4 megavatios, suficiente para calentar el circuito soterrado de 800 metros de conducciones de agua.

Ademas de consideraciones medioambientales, cada abonado verá reducida su factura energética en un 30 por ciento en comparación con los combustibles derivados del petróleo.

También creará empleo al contratar a los trabajadores encargados de recoger y procesar la biomasa en las astillas de 5 centímetros aptas para la caldera de la central térmica.

Y, para terminar, los bosques se beneficiarán del mantenimiento y limpieza de los que adolecen desde hace algunas décadas.