«El deporte guipuzcoano es un valor»

Gloria Balagué, gurú en psicología deportiva, trabaja en el modelo de excelencia en el deporte juvenil para Diputación y Real Sociedad

OIER FANO
Josean Arruza y Gloria Balagué aseguran que «Gipuzkoa es un lugar único para desarrollar nuestro trabajo». :: USOZ/
Josean Arruza y Gloria Balagué aseguran que «Gipuzkoa es un lugar único para desarrollar nuestro trabajo». :: USOZ

Dirigió durante dos años la faceta psicológica del equipo olímpico de atletismo estadounidense, entre 1992 y 1993. Asesoró a Mike Powell cuando éste batió el récord de longitud en Japón, en la competición de salto más apasionante que se recuerda. Es directora del Servicio de Psicología Deportiva de la Universidad de Chicago, recientemente ha tenido ofertas de dos equipos NBA, la llamaron diez veces para viajar a los juegos de Beijing y si seguimos con su currículum se nos acaba el reportaje. ¿Qué hace Gloria Balagué en Gipuzkoa?

Tras años de trabajo con las selecciones estadounidenses de multitud de deportes, ha preferido reconducir su carrera y dedicarse a impartir 'clinics', seminarios y a trabajar con entrenadores. Gipuzkoa le fichó como componente de Kirolbegi, el observatorio del deporte guipuzcoano, y ahora trabaja codo con codo con su ex pupilo en Chicago Josean Arruza para hacer una composición de lugar del deporte juvenil y de base en nuestro territorio. Ejerce de asesora externa del proyecto Eutsi, en el que están implicados el Grupo Icerberg, Ikerki, UPV, Real Sociedad y Diputación. «Muchos deportistas juveniles con capacidades se acaban perdiendo. Se suele hablar de selección de talentos. Nosotros incidimos en la retención». Por eso buscan un modelo de excelencia para nuestro deporte.

«Gipuzkoa es un lugar único para desarrollar nuestro trabajo. No sé si éste se podría dar en otro lugar. Aúna paciencia, apoyo institucional, cohesión de los distintos agentes deportivos y capacidad de innovación. Y talento, claro».

Arruza interrumpe. «A menudo, cuando visitas clubes de la entidad del Real Madrid, o grandes territorios en los que cada uno marca su lugar, reconocen que la psicología deportiva es un arma indispensable, pero sin embargo piden resultados inmediatos. Y reconocen que no tienen un modelo. Quieren que implantes uno existente que en otros lugares funcione. Como si fuera sencillo y rápido».

Existe miedo a la innovación, tal y como nos explica Balagué. «Fijémonos en Kirolbegi. Fuimos pioneros en Gipuzkoa y luchamos contra los temores propios de la innovación y ahora nos han salido multitud de imitadores. Es importante ir un paso por delante». Habla en primera persona porque se siente cómoda entre nosotros y porque su hermana vive en Donostia.

Ahora trabajan en dos vertientes diferentes. La primera, la Real Sociedad. Están creando un modelo. «Zubieta es un énclave muy prolífico, pero debe adaptarse a las tendencias de los últimos veinte años. Su potencial, también ahora, es enorme». La segunda, Diputación. «Estamos haciendo énfasis en la edad juvenil. No queremos figuras del deporte a los 16 años. A esta edad lo importante es que mejoren. Que se equivoquen. Pero que sigan adelante. Para ello estamos realizando un estudio de todas las variables que compone un potencial profesional del deporte. Desde la técnica, hasta el entorno familiar».

Balagué incide en la importancia de enseñar a los técnicos. «Los entrenadores son responsables de entrenar la confianza. De espolear la motivación. Pretendemos que los técnicos se den cuenta de que el deportista debe tomar decisiones, y hay que estimular esto en los entrenamientos. La tendencia es que los entrenadores simplemente esperen a que sus pupilos tomen decisiones sin previa preparación. Trabajamos con el Eibar, y demostramos cómo en un partido se daban 180 instrucciones. Al rebajar sensiblemente el número de órdenes, los deportistas se mostraban más satisfechos, las órdenes eran más efectivas. Que sirva como ejemplo de una de las muchas piezas que vamos a juntar en esta investigación, que concluirá dentro de dos años».

Arruza y Balagué apuntan que «los técnicos que triunfan son los que aceptan que no sólo se entrena la técnica, y quienes se rodean de profesionales especializados en físico, psicología y saben recurrir a ellos para mejorar».

Balagué nos habla de Guardiola y Arruza asiente al escuchar el nombre de Martín Lasarte.

A Balagué, que ha pasado la semana entre nosotros hablando con nuestros técnicos, impartiendo charlas y ahondando en el proyecto que tienen entre manos, no le sorprende que Gipuzkoa, pese a sus dimensiones, séa el territorio de España que más deportistas olímpicos y medallas por cada mil habitantes aporta. «Es un lugar único, como comentaba. El deporte en Gipuzkoa es un valor de su sociedad».

Fotos

Vídeos