Buen humor en 'Marika de playa'

La representación tendrá lugar a las 10.15 de la noche en el Herri Antzokia. El televisivo actor Patxi Pérez es el autor y el actor de esta obra

Patxi Pérez y Mila Espiga son los dos únicos intérpretes de esta obra./
Patxi Pérez y Mila Espiga son los dos únicos intérpretes de esta obra.

Esta decimosexta edición del programa 'Tiempo de Teatro', organizado conjuntamente por los departamentos de cultura de los ayuntamientos de Beasain y Ordizia, afronta ya su recta final. Cuenta atrás que por lo que a Ordizia respecta, reserva dos actuaciones.

La primera, hoy viernes, a las 10.15 de la noche, en el Herri Antzokia, recinto que da la bienvenida al último y más reciente espectáculo producido por la compañía vizcaina Glu Glu; 'Marika de playa', obra escrita, (la segunda) por el irundarra, Patxi Pérez y dirigida por su hermana, Ana, que sitúa sobre el escenario al propio Patxi Pérez y a la actriz Mila Espiga.

En clave cómica, el montaje nos presenta a un cuarentón en crisis de edad, crisis de pareja y de identidad que, «sumergido en un mar de dudas, busca solución a esta soledad en la playa». Es allí donde encuentra a una mujer que huye y que sólo quiere que le dejen «tomar el sol tranquila».

El humorista, Patxi Pérez da vida a un joven que busca a su ex en la playa porque no es feliz desde que no están juntos. Hasta que entra en escena Marta, otra persona en crisis.

Apunta el autor de la obra que, hay situaciones que nos igualan a todos y suelen decir que estar tirado en la playa es una de ellas. Las mismas lorzas o huesillos. Sin posibilidad de esconder las inseguridades que nos acosan.

Pero la arena y las olas calman esas preocupaciones, a no ser que uno se acerque a la playa buscando a su ex pareja e intentando arreglar algo. Una crisis vital, que ha llegado a los 40 y con ruptura además.

Es lo que le pasa al humorista Patxi Pérez en 'Marika de playa'. Trasmutado en Víctor, el actor, conocido de series y programas de humor de ETB y Antena 3, y volcado, últimamente, en el teatro, va a la playa en busca de algo más que sol. Quiere encontrar a su ex porque no es feliz desde que no están juntos. Y allí no hay nadie. Él quiere compañía y sólo le dan soledad. Hasta que entra en escena Marta, otra persona en crisis. Ella busca estar sola, así que ni se plantea darle bola a Víctor. Ninguno obtiene lo que quiere, al menos al principio. Ambos reflejan maneras diferentes de vivir, y de vivir, sobre todo, la crisis amorosa. Como la playa misma: hay muchas maneras de ir y estar.

Densa trayectoria

Detrás de este título descarado, hay un montaje que promete risas y buen humor al patio de butacas, en la línea de lo que el gran público espera de Pérez.

Éste ya ha demostrado de sobra su querencia cómica a lo largo de su trayectoria profesional. 'Ama, quiero ser lehendakari', o 'Maldito parné', son algunos de los últimos trabajos teatrales, de este autor, actor y director, forjado en la compañía Legaleón, Vaivén y El Terrat, entre otras. Creador, a su vez, de monólogos, ha sido y es, presentador de programas de humor, y director de propuestas escénicas, como 'Las autoridades sanitarias advierten', de Teatro Mutante.

La actriz Mila Espiga es la partener de Patxi Pérez sobre las tablas, en esta obra, y ambos trabajan, como decimos, bajo la dirección, de Ana Pérez.

Una hora y diez minutos de sensaciones veraniegas, aunque no sean las habituales, eso sí, en clave desternillante, es lo que propone, 'Marika de playa'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos