Interior ve indicios de «delito» en la manifestación

AGENCIASBILBAO.

El consejero de Interior del Gobierno Vasco, Rodolfo Ares, anunció ayer que su departamento remitirá a la Audiencia Nacional el atestado sobre la manifestación celebrada el domingo en San Sebastián para protestar por la muerte de Jon Anza, al considerar que se profirieron expresiones que podrían ser «constitutivas de delito».

En una rueda de prensa celebrada ayer en Bilbao, Ares afirmó que durante la marcha y, especialmente, cuando se dio lectura al manifiesto final, se profirieron gritos y expresiones que «son gravísimas acusaciones injuriosas contra administraciones, contra la Policía y contra el ministro de Interior» que «podrían ser constitutivas de delito». Añadió que por esta causa se ha decidido enviar el atestado elaborado por la Ertzaintza, para que «se depuren las responsabilidades» que pudiera haber en relación a esta marcha.

Entre los posibles delitos en los que se haya podido incurrir, el consejero citó los de «injurias, acusaciones falsas y homenaje a un miembro de ETA». Además, anunció que se ha abierto al particular convocante de la manifestación el correspondiente expediente administrativo por «vulnerar lo contenido en la Ley de Seguridad Ciudadana».

Por otro lado, el consejero de Interior se mostró convencido de que la investigación que se está desarrollando en Francia sobre la muerte de Anza «esclarecerá los hechos». Añadió que «todos deberíamos aceptar el resultado de estas investigaciones, en las que estoy seguro prevalecerá la verdad».

Asimismo, consideró «inaceptables e intolerables» las «acusaciones» realizadas contra la Policía y el ministro de Interior «sustentadas en suposiciones o versiones difundidas por la organización terrorista o por su entorno» que, según indicó, «sólo benefician a ETA». «No se puede tolerar que alguien acuse a gobiernos, a la Policía o al ministro de Interior de asesinos sin pruebas», concluyó Ares.