Servicios sociales prevé que se aumenten las peticiones de ayudas

A.E.EIBAR.

La demanda de ayudas de emergencia social (AES) por parte de los habitantes de Eibar se ha incrementado en los últimos años y desde el Ayuntamiento se asume que la tendencia se mantendrá a lo largo de 2010. En 2008 se recibieron en el departamento de Servicios Sociales 590 solicitudes de eibarreses en situación económica precaria, una cifra que creció en 2009, al superarse la barrera de las 600.«Ya aumentó el número de solicitantes el año pasado y en el actual lo lógico es que pase lo mismo», sostiene la concejala del área, Mari Luz Valenciaga, que este ejercicio distribuirá 207.521 euros, aportados del Gobierno Vasco, entre los más desfavorecidos de la localidad. La cantidad supone un recorte sustancial con respecto a 2009, aunque ello responde al diferente cauce que ahora sigue la tramitación de las subvenciones para el alquiler de vivienda. Las ayudas de emergencia social se destinarán a cubrir necesidades de mobiliario, adaptación de la vivienda, reparación y gastos primarios. Además, se mantiene la aportación por endeudamiento», añade Valenciaga, cuyo departamento rechazó el pasado año algo más del 15 por ciento de las peticiones recibidas, en algunos casos por no ajustarse a la condición de percibir unos ingresos anuales de hasta 10.000 euros.

Uno de los cambios que se han realizado es que se han «sacado» las aportaciones institucionales para alquileres de vivienda fuera de las AES debido a la mala utilización que se había apreciado a la hora de emplear estas ayudas, hasta el punto de que varias personas residentes en una misma vivienda podían acceder a esta ayuda y recibirla. Un total de 422.000 euros se destinan a Ayudas de Emergencia Social en Eibar.