Dos hombres y un nuevo destino

El Real Unión dio la baja en el mercado invernal a Oier Larrainzar y Joseba Agirre, pero ninguno colgó las botas y ahora juegan en el Laudio

MIKEL MADINABEITIA
Larrainzar y Agirre, los ex unionistas del Laudio. :: J.M. LÓPEZ/
Larrainzar y Agirre, los ex unionistas del Laudio. :: J.M. LÓPEZ

Los ex jugadores del Real Unión Oier Larrainzar y Joseba Agirre han vivido una transformación radical. En apenas dos meses han pasado de competir frente a Las Palmas, Murcia o Gimnástic a hacerlo ante el Portugalete, Amurrio o Salvatierra. Tanto Larrainzar como Agirre, ambos de 32 años, contribuyeron en el histórico ascenso del club irundarra a la categoría de plata. Incluso el zaguero unionista se convirtió en el capitán del equipo tras la retirada de Iñaki Berruet. Pero como sucede muchas veces en la vida, los grandes cambios vienen sin avisar. Así fue. El Unión fichó a los defensas Mari Lacruz y Danilo Gerlo en el mercado de invierno y decidió dar de baja a nuestros dos protagonistas.

Oier Larrainzar comenzó la Liga jugando: «He tenido rachas en la primera vuelta. Alternaba titularidad con suplencias pero desde el partido en Anoeta ante la Real, el míster dejó de contar conmigo. Luego, se decía que el club buscaba fichajes para el mercado invernal y ya te pones en lo peor. Tenía unas expectativas bonitas de jugar en Segunda y lograr la permanencia, pero.».

El donostiarra y el aiarra estaban sin equipo hace un mes. Entonces surgió la posibilidad del Laudio, el nuevo destino de estos dos hombres. Zuhaitz Gurrutxaga hizo de representante. «Fue a ver un partido entre el Elgoibar y el Laudio, y habló con varios conocidos que tiene en el club alavés. Les comentó nuestra situación y enseguida se pusieron en contacto con nosotros», revela Larrainzar.

El cambio ha sido drástico. Ahora no hay televisiones, radios, periódicos ni focos puestos en lo que hacen. Ahora hay anonimato. «Al principio fue duro; la Tercera División es muy diferente. No tienes la repercusión que tenías, esto no tiene nada que ver. Tuve algunas ofertas de Segunda B (Ceuta), incluso alguna del extranjero, pero creo que no era el momento adecuado para salir fuera», dice Larrainzar.

El jugador donostiarra señala que está contento en el Laudio, con el que ya ha jugado tres partidos. «Es un club serio y nos han acogido muy bien. Teniendo en cuenta nuestra situación, es un detalle que agradeces. El equipo tenía unos objetivos muy ambiciosos en verano, pero las cosas se torcieron desde el principio y ahora estamos centrados en lograr la permanencia en la categoría». El Laudio es el tercero por la cola y está a un punto de la salvación.

«El Unión , más efectivo»

Larrainzar cree que el Real Unión logrará la permanencia, aunque advierte que será difícil y que habrá que pelear hasta el final. Ha dejado muchos amigos en Irun. «Mantengo el contacto con mis ex compañeros. Quieras o no, han sido muchos años juntos. Todavía no he podido ir a Gal, pero espero hacerlo. Por lo que estoy leyendo, el equipo está siendo menos vistoso y más efectivo», asegura.

Larrainzar y Agirre acuden una media de cuatro veces por semana a Laudio a entrenar y jugar. Son 106 kilómetros desde Donostia que se cubren en una hora y cuarto. «Recojo a Joseba en Zarautz y viajamos con otros dos jugadores. Se nos hace corto y lo pasamos bien».

Fotos

Vídeos