Indignación por el derrumbe de un minarete en Marruecos que causó 41 muertos

EFERABAT.
La búsqueda de cadáveres en el templo concluyó ayer tarde. ::
                             EFE/
La búsqueda de cadáveres en el templo concluyó ayer tarde. :: EFE

Un nuevo recuento elevó a 41 el número de fallecidos por el derrumbe el viernes de un minarete en Mequínez (Marruecos) durante la oración. Las víctimas comenzaron a ser enterradas ayer entre las protestas de familiares y vecinos. Los afectados acusan a las autoridades de ignorar las advertencias sobre el deterioro de la mezquita y denuncian la lentitud de la operación de rescate. La desolación se ha apoderado del barrio de Bab El Berdiyine, uno de los más antiguos de la medina de esa ciudad imperial, dado que a él pertenecían la mayoría de los fallecidos.

El gobierno local apunta a que las fuertes lluvias caídas esta semana en Mequínez fueron la causa determinante de la caída de la torre desde la que se llama a los fieles al rezo en la mezquita. Sin embargo, algunos vecinos apuntan a que la situación del templo era muy precaria desde hace tiempo y que necesitaba una restauración.