VIVA LA MÚSICA CALLEJERA

Con razón llegaron tarde al concierto. Este equipo les organizó una cena que ni en Mugaritz, Akelarre... /  ANJEL ALONSO
Con razón llegaron tarde al concierto. Este equipo les organizó una cena que ni en Mugaritz, Akelarre... / ANJEL ALONSO

JAVIER ZURUTUZA

Mi pueblo no da tregua. Dos semanas de fiestas, y otra vez, la música. Esas siete notas que algunos llaman mágicas, vuelven a apoderarse de mis calles. ¿Habrá sido el concierto del viernes el mejor de todos los que hemos visto hasta ahora? Para el segurarra Ramón, que los ha visto todos, sin ninguna duda. Me lo dijo el viernes, mientras, extasiado como yo, cantábamos lo de «Rolling, rolling, rolling on the river...». Qué versión hicieron del inmortal Proud Mary de los Creedence. La verdad, es que aunque no te guste el blues, allí, encima del escenario había mucho arte. Algo diferente. ¡Cómo tocaba el batería! ¡Y el organista con su hammond! Qué bien sonó todo, dirigido todo por Iñigo Asensio. Una gozada.

PD 1. El sábado, los puristas del blues dudaban si lo que sonaba del quiosco era blues. Iñigo aguantaba el chaparrón: «está en el límite», decía. ¡Qué más da! Rock&roll, heavy, blues... todo es música. Y el chaval inglés hizo con su guitarra lo que quiso. Jokin Ansorena a mi lado, me decía, «Javier, todos estos volverían a Tolosa sólo para volver a comer las chuletas de Josean Goya que Sonia y Roberto les han preparado en el Casino, regadas de txakoli de Hika». Pues, me han dicho que la cena del viernes en el Txinparta fue algo especial. «Fue muy original», me dijo Jokin. Estando de por medio Germán, no se le ocurre otra cosa que hacer una carta basada en la música. Por ejemplo, «Conversación rítmica entre la carne roja de vacuno mayor asada en carbón vegetal de encina de kuba y el fruto rojo en vaina hueca despepitada (¿chuleta a la parrilla con pimientos rojos?)». Viendo la foto, ahora entiendo por qué el concierto se retrasó casi cuarenta minutos. Yo que siempre he soñado con ser músico callejero, quiero agradecer a la gente que hace cosas para divertirnos a cambio de nada. Bares como Lur-Lan, Orbela, Solana, Saikin, Ilargi, Karela, Hika Txakolindegia, Josean Goya, Bide bide, y por supuesto, al ayuntamiento y a Iñigo Martín, por volcar su pasión por el blues en este espectáculo. Sigo pidiéndote un año más a los Blues Brothers. Y no es broma, ¡eh!

PD 2. ¿Estás siguiendo el Mundial de fútbol? Poco nivel eh. Me hubiera gustado que pasaran Perú, y sobre todo, Japón. Porque es el fútbol que me gusta a mí: directo. De hecho, te puedo decir que el mejor partido que he presenciado estos días no lo vi en la tele, no venía de Rusia, lo vi en Usabal, en el torneo que organiza el Arsenal. Jugaban el Gominolak contra el Zuloaga Txiki. Vencieron estos por 2-1, pero pudo ganar cualquiera. Partidazo. No me queda más que felicitar al Arsenal por este aniversario, y ojalá, eso que me temo, que sea el último año, no se haga realidad. Se han hecho mayores, dicen. Yo sigo echando en falta el hamaiketako que solían dar Butano y Faki. ¡Este último con los champis se ha olvidado de todo lo demás! Me queda la cena de clausura, no me la perdonaré, aunque sea solo por ganarle al mus a Joxe Artola.

PD 3. Debutó con buen pie el circo de Iker Galarza en Amezketa. Algo que nunca habían visto allí. «Está de moda mi pueblo», dijo Galarza. No estoy de acuerdo con eso. Tengo en mis manos un anuncio de sanjuanes de 1929 divertido. Fíjate qué forma más curiosa de anunciar lor partidos del Frontón: «Día 24 (antes de la Corrida), emocionante partido atravesándose 500 pesetas por cada parte, LASA de Betelu contra AYERBE de Amézqueta. Después de la Corrida, SUSTARRA y URCELAY contra BOJAS E IRURETA 1». Voy a investigar este desafío, ya os contaré.

Zurutadas. «Cariño», le dice la mujer al marido, «mira qué regalo te traigo. Unas zapatillas para que salgas en la carrera de San Esteban». «Ya era hora de que me regalaras algo», le contesta el marido. «¿Y esa botella de albariño Martin Codax que traes para qué?», «esta», le dice la mujer, «nos la vamos a beber mano a mano y luego...», «Maite, ¿qué le ha pasado al coche?».

Zurutadas II. Para música en vivo y en directo, la que sonó en Herrikide San José. 200 kantaris celebraron los diez años de Tolosa Kantari. A por otros...

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos