La trainera del TAK-Oria espera consolidar el tercer puesto en las últimas regatas de la Liga

Patxi Francés está haciendo un gran trabajo al frente de la trainera femenina del TAK-Oria. / IÑIGO ROYO
Patxi Francés está haciendo un gran trabajo al frente de la trainera femenina del TAK-Oria. / IÑIGO ROYO

Este fin de semana finaliza la competición en las difíciles regatas de Bilbao y Errenteria | «Somos un equipo joven y tenemos altibajos, pero si conseguimos el tercer puesto sería un logro importante para el club», asegura el entrenador

J.GOÑITOLOSA.

Quedan sólo dos regatas para finalizar la liga ETE (24 y 25 de agosto, Villa de Bilbao y Errenteria), y la trainera del TAK-Oria está a punto de terminar la competición en un magnífico tercer puesto, uno por delante del logrado el año pasado. A pesar de la juventud y la falta de experiencia de las remeras tolosaldearras, su ímpetu, orgullo y buen hacer, han sido los mimbres para pensar en el futuro con garantías, y afrontar también con esperanzas la próxima clasificatoria de La Concha.

«Conseguir el tercer puesto es un logro importante para un club joven como el nuestro», comenta el entrenador, Patxi Francés. «Salimos con ocho y nueve juveniles, alguna tiene 16 años. Hibaika o Zumaia, por ejemplo, son traineras mucho más experimentadas; cuentan con remeras con oficio, que han ganado la bandera de la Concha. Y así pueden marcar diferencias en momentos puntuales de la regata. Nosotros, como equipo joven, tenemos nuestros altibajos y hemos hecho regatas buenas pero otras no tan buenas». «Pero lo cierto -destaca Francés-, es que siempre hemos competido, y me quedo con esto. Las chicas van aprendiendo lo que es esto, es un deporte muy duro. Para lograr un éxito tienes que hacerlo todo bien, los detalles marcan mucho».

El hándicap para la trainera tolosaldearra sigue siendo remar mejor en el mar, es una asignatura pendiente. Así lo reconoce el entrenador: «Está claro que el mar nos pesa, aquí no andamos tan bien, no controlamos este factor. Pero seguimos dando pasos y tenemos que valorar muy positivamente lo que estamos haciendo. Y hay que tener en cuenta que cuando caímos al cuarto puesto, las chicas fueron capaces de recuperar una posición; es un grado de madurez que hay que apuntar».

En el club esperan mantener ese tercer puesto, aunque no será fácil. «Bilbao y Errenteria son dos regatas muy duras. Hay que trabajar todas las paladas, pero vamos a afrontar estos retos con garantías. Confío en las chicas, lo han demostrado en regatas duras como la de Colindres, donde logramos la victoria. También es cierto que no nos han sacado muchas diferencias de tiempo cuando no hemos logrado los primeros puestos, es un factor a tener en cuenta. En las primeras partes de las regatas hemos estado mejor, luego hay detalles como las ciabogas o el coger bien las olas, donde la falta de experiencia nos ha penalizado».

También hay que tener en cuenta que la trainera ha sufrido algunas bajas importantes por vacaciones de sus componentes y ha habido que recomponer la tripulación.

En cuanto a la clasificatoria de la Concha, Patxi Francés admite que todavía no han hablado de ello en el club. «Queremos acabar la liga con la moral alta para poder afrontar el reto. Este año será más difícil conseguirlo, porque pienso que el nivel general ha subido. Va a estar difícil. San Juan, por ejemplo, que es uno de nuestros rivales directos, se ha reforzado, pero como siempre competiremos a tope y lo daremos todo».

La trainera de Tolosaldea hizo historia el año pasado al terminar la clasificatoria en séptimo lugar y lograr plaza para La Concha. Toda la comarca empujó a las remeras en busca de un sueño que espera convertirse también en realidad en este 2019.