Trabajadores de Tolosaldea Bus denuncian el «comportamiento» del Ayuntamiento ante el conflicto

Trabajadores de Tolosaldea Bus durante la rueda de prensa del miércoles. / IÑIGO ROYO
Trabajadores de Tolosaldea Bus durante la rueda de prensa del miércoles. / IÑIGO ROYO

ELENE ARANDIA TOLOSA.

Continúa el conflicto en torno al servicio urbano de Tolosa. Tras la reciente decisión del Ayuntamiento de gestionar durante un tiempo indefinido el servicio de autobús urbano, una vez finalizada la concesión del servicio a la empresa adjudicataria Tolosaldea Bus, los trabajadores de Tolosaldea Bus vuelven a salir a la opinión pública y denuncian su «comportamiento», «exigiendo una solución inmediata».

«Se han saltado todas las reglas dejando a un trabajador en la calle, cuando tendría que pasar subrogado de Tolosaldea Bus a Cuadra Bus, pero han contratado a otro trabajador. El Ayuntamiento tenía una ocasión inmejorable para mejorar las condiciones del trabajador adscrito al servicio urbano, y es responsable directamente, ya que, a pesar de subcontratar el servicio, es un servicio público», añaden.

«Hemos tenido conocimiento de que el Ayuntamiento no ha puesto nada de su parte para mejorar las condiciones de la concesión», dicen, y añaden que «Cuadra Bus, en el último momento, ha dado su negativa a aceptar ofrecer el servicio de urbano de Tolosa y firmar el contrato con el consistorio».

Los trabajadores subrayan que, es «la peor» y «la más irresponsable decisión que el consistorio podía tomar», y desde ELA comunican que es «ilegal», por lo que se interpondrá una demanda judicial: «Ha decidido prestar el servicio directamente, abandonando a su suerte al trabajador que durante 15 años lleva prestando sus servicios en el servicio urbano. El trabajador está adscrito a este servicio e independientemente de quién lo gestione, debe ser subrogado con todas las garantías y mantener su puesto de trabajo», apuntan.

Asimismo, los trabajadores de Tolosaldea Bus, quienes llevan desde el mes de enero en huelga indefinida, denunciaron el pasado miércoles a través de una rueda de prensa «las formas en las que el Ayuntamiento de Tolosa y la alcaldesa Olatz Peon han gestionado la situación». «Optó por mandar a dos policías municipales a la sede de ELA para comunicar los hechos en vez de comunicarlo directamente. Su actitud denota lo poco que le importan las condiciones de los trabajadores y que se solucione un conflicto, perjudicando a los habitantes, sobre todo a los mayores», concluyen.

Temas

Tolosa

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos