Tolosa eskubaloia despide el año ante el Eibar tras su inesperada derrota

Imagen correspondiente al partido de Usabal contra el Corrales. /  ROYO
Imagen correspondiente al partido de Usabal contra el Corrales. / ROYO

Los urdiñas cayeron en Villaba y hoy tienen que hacer valer el factor cancha |

J. GOÑI TOLOSA.

El Tolosa CF Eskubaloia despide hoy el año ante su afición enfrentándose al Somos Eibar (18.30, Usabal). Los urdiñas vieron cómo, de forma inesperada, se truncó su buena racha el pasado sábado en Villaba ante el Beti Onak, en un partido que perdieron por 28-26. Este resultado inesperado ha supuesto un contratiempo, porque el líder Anaitasuna se aleja ya a cuatro pun-tnos y por detrás empiezan a acercarse otros equipos como el Casablanca (a dos puntos) o el Ereintza (a tres). De todas maneras, un mal día lo tiene cualquiera y el Tolosa CF sigue muy bien situado.

¿Qué paso en Villaba? «El partido empezó cuesta arriba; no supimos amoldarnos a la agresividad defensiva del conjunto local y eso nos hizo ir por debajo en el marcador 7-2», cuenta el entrenador, Alex Nogués. De todas maneras, el Tolosa CF hizo valer su mayor calidad y reaccionó hasta recuperarse y llegar al descanso 10-10. Nadie pensaba en la derrota, y más cuando el conjunto tolosarra logró ponerse dos arriga (18-20). Pero era el típico partido en el que el conjunto urdiña nunca estuvo cómodo y los locales le dieron la vuelta hasta el 28-26 final.

La lesión de Kepa Letamendi en el minuto 15 condicionó en parte el choque, ya que su ausencia privó al equipo de extremo zurdo y perdió efectividad en ataque. «La defensa y portería tampoco estuvieron a su nivel y todo ello nos llevó a un partido de jugar a remolque», se sincera el míster tolosrra

La derrota también ha enseñado al equipo que no hay equipo pequeño. Si no juegas al cien por cien, puedes perder. «Así es, admite Nogués, se supone que lo sabemos pero a veces estas cosas pasan; cuando no se rema en la misma dirección estás expuesto a perder. Además esta temporada la igualdad es notoria sobre todo cuando juegas fuera de casa».

A pesar de este revés, el equipo sigue bien siutado. Trapagarán cayó y aunque el Anaitasuna se escapa, parece que el segundo puesto es un objetivo totalmente viable. «Queda mucha competición y estamos en un lugar privilegiado, pero no podemos dormirnos», dice Alex.

El rival de hoy, es siempre complicado, tiene jugadores jóvenes que lo dan todo. «Su entrenador nos conoce bien, su principal arma son las defensas abiertas que pueden a llegar a plantear muchos problemas en el ataque estático, habrá que tener paciencia y hacer valer el factor cancha», concluye el entrenador.

 

Fotos

Vídeos