«Sigo aprendiendo a ser alcaldesa cada día, pero ya he superado el vértigo del principio»

Olatz Peon, alcaldesa de Tolosa, durante la entrevista que ha concedido a DV al cumplirse el tercer año de la legislatura y a un año de las elecciones./IÑIGO ROYO
Olatz Peon, alcaldesa de Tolosa, durante la entrevista que ha concedido a DV al cumplirse el tercer año de la legislatura y a un año de las elecciones. / IÑIGO ROYO

Olatz Peon Ormazabal Alcaldesa de Tolosa A un año de las elecciones, hace balance de la legislatura y adelanta algunos planes de futuro

JUANMA GOÑITOLOSA.

Dice tener más experiencia, pero la misma ilusión que cuando accedió al cargo de alcaldesa, hace ahora justo tres años. Olatz Peon acaba de anunciar que se presentará a la reelección y ahora, al cumplirse el tercer aniversario de la legislatura, hace, en esta entrevista, un repaso personal a estos tres años al frente del Ayuntamiento, al tiempo que apunta algunos planes de futuro que tiene en mente.

- Al año de ser nombrada, manifestó que todavía estaba aprendiendo a ser alcaldesa. ¿Ya lo ha hecho?

-Nunca se aprende o, mejor dicho, se aprende día a día. Pero es cierto que tengo más experiencia, y que he superado ese vértigo inicial del principio. Aquí hay que tomar decisiones, no se puede dudar... Y ese vértigo lo he superado. Pero un alcalde o alcaldesa no es nadie sin su grupo. Pienso que éste es un trabajo más colectivo que individual.

Las frases

«Por responsabilidad, no podía decir que no, a pesar del coste personal; una legislatura se queda corta» CANDIDATURA

«Uno de los grandes objetivos es crear en el Prado Pequeño una zona verde con acceso al río» RÍO ORIA

«Sigo sin percibir que sea una preocupación prioritaria, pero estamos siempre vigilantes» LA SANIDAD EN TOLOSA

«Tenemos en mente la reforma de Rondilla, pero tenemos que dar una alternativa a los coches» PRÓXIMOS PROYECTOS

«A veces nos olvidamos de la importancia que tienen; son un rasgo indiscutible y referente de Tolosa» LAS FERIAS

-¿Cómo es su día a día? ¿Cómo se organiza en el trabajo?

-Necesito una mínima organización, porque si no, me volvería loca. El domingo por la tarde, en casa, cierro la agenda para toda la semana. Entre la atención a la ciudadanía, las reu-niones de trabajo, las presentaciones..., el reto es encontrar huecos para atender más temas, estar con más gente y establecer prioridades.

-¿Consigue llegar a todo?

-Lo intento, pero admito que acabo reventada por la noche. Funciono mejor por la mañana. Me levanto muy temprano, organizo las cosas de casa, luego salgo a correr un poco, vuelvo, me ducho, y para las 7.30 estoy en el Ayuntamiento. Procuro comer en casa de mi madre, pero a veces no tengo ni tiempo. No soy de llevar la comida en 'tuppers', no me gusta. Lo que sí procuramos en casa es cenar todos juntos. Para mí, este momento familiar es muy importante.

-¿Y a qué hora se acuesta, le queda tiempo para leer o ver la tele?

-Me tendría que acostar antes. No veo la televisión. Pero procuro leer siempre algo antes de dormir. Ahora estoy enganchada al libro de José Antonio Recondo sobre la guerra carlista en Tolosa y Donostia.

-¿Por qué ha decidido presentarse a la reelección?

-Es cierto que este trabajo tiene un altísimo coste personal y familiar, pero por responsabilidad, no podía decir que no cuando me lo propusieron. Hace cuatro años estaba en la oposición, ahora ya presento una gestión, y la ciudadanía me va a evaluar, es un reto mucho mayor. Pero creo que una legislatura es poco para terminar un ciclo, dos me parece la medida justa. Y tres, desde luego, son demasiadas.

-Hace tres años anunció la contratación de muchos estudios, pero hemos sabido poco de las conclusiones...

-Teníamos una sensación de parón en la anterior legislatura y antes de empezar a concretar acciones, queríamos saber cómo estábamos. Ahora tenemos una radiografía más completa. Estamos en marcha, hemos hecho ya muchas cosas, y tenemos más planes de futuro...

-Uno de esos estudios hacía referencia a la posibilidad de cubrir la plaza de toros.

-Sólo se haría si encontráramos una nueva actividad que justificara semejante inversión. De momento, no la hemos hallado.

-Otro se refería a la regeneración de las riberas del río Oria.

-Este aún está en proceso de concreción. Una de sus conclusiones tiene que ver con la regeneración total del Prado Pequeño. Nuestro gran sueño sería convertirlo en un espacio verde, totalmente peatonal, ajardinado, con acceso directo al río Oria... El problema es que el 90% de los vehículos estacionados ahí es de vecinos de la Parte Vieja. No podemos dejarles sin alternativa. Hemos intentado comprar un espacio cercano para habilitar un aparcamiento, pero no hemos llegado a un acuerdo con los propietarios. Pero éste es un proyecto estratégico para mí.

-¿Qué esperan del estudio sobre los edificios públicos?

-Va a suponer una auténtica revolución, porque determinará cambios de uso, fuertes inversiones... Por ejemplo, la biblioteca podría pasar a Gorosabel y dejar Aranburu para otros servicios. Todo esto lo tenemos que ver, es un proyecto a largo plazo. El estudio detalla cómo están ahora todos estos edificios, cuál su uso, cuál su utilización, cuáles son sus necesidades y posibilidades... Su concreción durará más de una legislatura y requerirá acometer un plan de inversiones.

-La situación sanitaria ha sido actualidad, pero usted dice no percibir que sea una preocupación prioritaria para la ciudadanía...

-Cuando nos presentamos a las elecciones, nos reunimos con mucha gente, muchos agentes sociales y grupos, para presentar nuestras propuestas. Nadie nos trasladó que la sanidad era un asunto prioritario. Este año, con el conflicto laboral de la clínica y la reivindicación de publificación, el tema de la sanidad ha tenido más eco. Desde el Gobierno Vasco nos transmiten siempre la certidumbre de que la atención sanitaria que recibimos es de la misma calidad que la del resto de comarcas, y las encuestas de satisfacción de los pacientes también lo avalan. Nosotros estamos siempre vigilantes para que así sea. Creemos que la materialicen de las importantes obras de la clínica serán un antes y un después. Nosotros defendemos la sanidad pública, pero creemos que ésta puede darse desde la gestión privada. Defendemos la concertación. La colaboración público-privada es esencial en muchos ámbitos.

-Tras la avenida de Navarra, Gudari y Gernikako Arbola... ¿qué otros lugares se van a regenerar?

-Si seguimos gobernando en la próxima legislatura, nuestros planes a largo plazo son la citada peatonalización del Prado Pequeño y la reforma total de la calle Rondilla, al modo como se ha hecho en la avenida de Navarra. Aquí también nos encontramos con el problema del aparcamiento, porque eliminaríamos una fila. No vamos a impulsar la reforma hasta tener una alternativa de aparcamiento. También nos gustaría empezar con la regeneración del barrio San Esteban, creando vivienda para los jóvenes, y con el plan para la zona de la plaza Gorriti.

-Al empezar la legislatura, llegaron a decir que la economía, el comercio y el empleo iban a ser su 'obsesion'. ¿En qué se ha traducido esta prioridad?

-Hemos hecho muchas cosas, y eso que no tenemos la competencia en muchas de ellas. Hemos creado un edificio para los nuevos emprendedores en Oriaburu; hemos impulsado la mesa de economía urbana y renovado el acuerdo con la asociación comercial; hemos visitado muchísimas empresas de Tolosa, conociendo su situación y sus necesidades; hemos llegado a un acuerdo para la regeneración del polígono industrial de Usabal; hemos impulsado las ferias como una parte importante de nuestra economía; contamos con un nuevo hotel y en un año tendremos de nuevo en marcha el Frontón; seguimos con el proyecto de apoyo a la transmisión de comercios, sin olvidar la ampliación del polígono de Apatta Erreka, que será una realidad en cuanto culmine el relleno de la vaguada y se haga el plan de urbanización.

-¿Se restablecerá en su totalidad el servicio de bus urbano? ¿Qué grado de implicación tiene el Ayuntamiento en el conflicto de Tolosaldea Bus?

-Nosotros vamos a seguir, como lo hemos hecho hasta ahora, desde el respeto, haciendo todo lo que está en nuestras manos para que las partes lleguen a un acuerdo. Invitamos al sindicato y a la empresa a hacer un esfuerzo para ello. Mientras tanto, nos hemos obligados a asumir la gestión directa porque si no Tolosa se quedaba sin bus urbano. Era una situación de excepcionalidad. Vamos a contratar a otro conductor para restablecer el servicio normalizado. En cuanto se desatasque el conflicto, volveremos a sacar a concurso la gestión.

-Da la sensación de que han normalizado las relaciones con la oposición.

-Hemos dado pasos para ello y creo que la convivencia está mejor que al principio de la legislatura. Cada quince días nos reunimos en la Junta de Portavoces. Antes no se celebraba con tanta frecuencia. Ello permite que la oposición esté siempre al tanto de los planes del gobierno.

-Ahora estamos inmersos en un proceso participativo donde iremos definiendo sus características. El 'Plan de Igualdad' de Tolosa ya preveía la creación de un espacio como éste, donde se den cabida las asociaciones de mujeres, también el servicio técnico municipal de Igualdad... Están sin concretar sus usos, pero el objetivo claro es contar con un instrumento para seguir luchando por la igualdad real y efectiva.

-¿Seguirán impulsando las ferias?

-Son una seña de identidad indiscutible para Tolosa, un rasgo de su especificidad. No lo podemos olvidar nunca. A veces no nos damos cuenta de la importancia que tienen. Potencian nuestros productos, son un pilar de nuestra economía, ejercen animación y promocionan la imagen de Tolosa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos