Senderismo en barrios rurales

Un estudio diseñará nuevas rutas de senderismo por diversos barrios rurales./IÑIGO ROYO
Un estudio diseñará nuevas rutas de senderismo por diversos barrios rurales. / IÑIGO ROYO

El consistorio quiere poner en marcha dos recorridos por barrios rurales de Tolosa antes de que finalice el curso

E. ARANDIATOLOSA.

Rutas de senderismo sin salir de Tolosa. Un estudio iniciado por el Ayuntamiento trabaja en el diseño de nuevos recorridos en los barrios rurales de la villa. Ya se ha realizado la base del estudio, la identificación y el análisis de los recorridos homologados actuales, y se han recogido aportaciones y propuestas de la ciudadanía en las reuniones del proceso participativo Tolosatzen. El estudio cuenta con un presupuesto de 15.000 euros y la empresa que lo está gestionando es Bizibiziki.

Tal y como informan desde el Ayuntamiento, se ha estudiado el estado y la señalización de los recorridos, así como su entorno, la evolución turística y los puntos de interés. Tras este primer paso, se realizarán sesiones participativas con los vecinos de los barrios rurales, una reunión por barrio.

15.000
Son los euros que ha invertido el Ayuntamiento de Tolosa en el estudio de rutas rurales de Tolosa; el estado y la señalización de los recorridos, así como su entorno, la evolución turística y los puntos de interés.
Objetivo
Dar a conocer y adecuar a las nuevas necesidades los recorridos que ya existen y crear nuevas rutas en cada barrio para poner en valor su patrimonio natural, artístico e histórico.
Febrero
Durante este mes de 2019 se harán públicos los resultados del estudio, y crearán dos recorridos por barrio.
Recorridos actuales. Existen tres recorridos rurales cortos homologados en Tolosa (Aldaba, Urkizu y Bedaio), pero no ponen en valor el patrimonio natural e histórico que ofrecen estos entornos y cuentan con varios inconvenientes
algunos trazados discurren por caminos privados, están cerrados por la vegetación o pasan por caminos rurales públicos abandonados.

El objetivo de esta iniciativa es adecuar a las nuevas necesidades los recorridos que ya existen y crear nuevas rutas en cada barrio para poner en valor su patrimonio natural, artístico e histórico, y darlo a conocer junto con la promoción de su actividad económica.

Patxi Amantegi, concejal de Medio Ambiente, destaca que está incluido en el Plan Estratégico de esta legislatura «impulsar iniciativas para acercar el ámbito rural al urbano, formando una red viaria adecuada y, al mismo tiempo, promover actividades para que el ámbito rural sea confortable y vivo, y se mejore su calidad de vida. Con esta iniciativa también estamos dando una respuesta directa a todo eso». Según ha detallado, en cada barrio se identificarán las explotaciones agricultoras y ganaderas y se estudiarán las opciones de venta de los productos derivados de esa actividad .

El departamento de Medio Ambiente del Ayuntamiento pondrá en marcha dos recorridos por barrio, «como mínimo», antes de que finalice el curso. La puesta en marcha de estas nuevas rutas traerá consigo trabajos de preparación, acondicionamiento, señalización y de mantenimiento.

Actualmente existen tres recorridos rurales cortos homologados (PR) en el municipio de Tolosa -en Aldaba, Urkizu y Bedaio-. Estas, en cambio, «no ponen en valor el patrimonio natural e histórico que ofrecen estos entornos», además de que cuentan, informan desde el consistorio, con varios inconvenientes: en algunos casos el trazado discurre por caminos privados, están cerrados por la vegetación o pasan por caminos rurales públicos que se encuentran abandonados.

Asimismo, tal y como detallan, el recorrido de Urkizu no es circular; comienza en San Esteban y finaliza en Zuloaga Txiki, un aspecto que, según ha mencionado el estudio, no invita a la gente a realizar la ruta señalada.

Cada vez más demanda

El turismo de naturaleza y deporte es cada vez demandado más y más por los visitantes: «Cada vez son más los que se acercan a conocer los valores que ofrece nuestro entorno rural. Pero en estos momentos, no disponemos de la infraestructura adecuada para hacer frente a esta demanda. Nuestros barrios rurales guardan una gran riqueza en su patrimonio natural y cultural: cumbres altas no muy conocidas (Balerdi, Artubi, Erniozabal, Intxurre) y patrimonio importante acompañando los senderos: el abeto Douglas (el más alto de Euskal Herria), el nevero de Urkizu, el castro de la Edad de Hierro de Aldaba, entre otros. Vemos necesario reunirnos con los vecinos para acordar los recorridos e implicarlos en su propio diseño, para evitar caminos cerrados, problemas con los perros...», concluye.