El Redline Mekanika Take recibe hoy al Urgatzi tras la derrota ante el Disdira

Jon Azaldegi, dando instrucciones a sus jugadores. / IÑIGO ROYO
Jon Azaldegi, dando instrucciones a sus jugadores. / IÑIGO ROYO

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO TOLOSA.

En una liga tan igualada como la de la 1ª División Masculina Vasca de baloncesto, se alternan victorias y derrotas de la mayoría de equipos, que siguen separados por pocos puntos. El Redline Mekanika Take jugaba en Azpeitia ante un rival directo como el Disdira, pero acabó perdiendo (72-67). Hoy en partido adelantado, jugará frente al Urgatzi en Usabal a las 19.45 horas. Todavía tiene opciones de entrar entre los cinco primeros, pero necesita ganar y que le favorezcan algunos resultados de sus rivales.

El entrenador tolosarra, Jon Azaldegi, analiza así la derrota de Azpeitia. «Es verdad que fuimos todo el partido por detrás, a excepción del segundo cuarto, donde tuvimos algunas opciones». Considera que la clave fue que el rival «acertó con los triples en momentos claves, justo antes del descanso y al inicio del tercer cuarto». Esta fase del encuentro está resultando «determinante, porque los locales se fueron en el marcador y mantuvieron esa ventaja a pesar de que el encuentro fue bastante equilibrado». Al final, «nos acercamos un poco pero ya no teníamos opciones de remontar. Fueron mejores que nosotros», admite Azaldegi.

Sobre la posibilidad de lograr el objetivo de entrar entre los cinco primeros, es factible siempre que el Redine Mekanika Take gane esta tarde en Usabal y después se produzcan algunos resultados favorables. «Faltan dos partidos para acabar la temporada y tenemos nuestras opciones, aunque el reto es difícil», comenta el míster tolosarra.

El Urgatzi es otro rival potente, que ha ganado al líder. Es un equipo que imprime un ritmo muy alto, que tiene jugadores peligrosos, aunque ninguno referente.