La plaza de toros entra en la última fase con la renovación total de las gradas

Se derruirán las doce gradas actuales y se construirán nueve gradas nuevas en el mismo espacio. / REPORTAJE FOTOGRÁFICO IÑIGO ROYO
Se derruirán las doce gradas actuales y se construirán nueve gradas nuevas en el mismo espacio. / REPORTAJE FOTOGRÁFICO IÑIGO ROYO

Tras la reforma, que durará seis meses y cuyo presupuesto supera el medio millón de euros, habrá nueve gradas más anchas, en vez de doce

E. ARANDIATOLOSA.

La plaza de toros de Tolosa se encuentra inmersa en la tercera fase de su reforma, la renovación total del graderío. El comienzo de su actuación, previsto en un primer momento entre finales de junio y principios de julio, se materializó a finales de julio, y se prolongará durante seis meses.

El ayuntamiento invertirá un total de 522.488 euros. La plaza se encuentra en el derribo de las gradas, doce gradas actuales, donde se construirán nueve gradas nuevas en el mismo espacio. Tras la reforma, por tanto, habrá tres gradas menos, pero estas serán más anchas: pasarán de 65 centímetros a 85, y de esta manera, el recinto cumplirá la normativa vigente de seguridad y accesibilidad.

La plaza de toros de Tolosa está siendo mejorada por fases, ya que necesitaba una renovación. Tiene más de un siglo de historia y apenas se ha reformado. Debido a su precario estado al tratarse de un edificio vetusto, su falta de uso y las exigencias del Gobierno Vasco, necesitaba ser sometida a una reforma urgente.

En las dos fases de la reforma de la plaza de toros, ya concluidas, se han creado tres salidas nuevas, consolidado la estructura de los palcos y sustituido todos los canalones. Las gradas y los palcos se renovarán completamente en las dos últimas fases del proyecto, las más importantes.

Mayor utilización

Al finalizar todas las obras, la plaza de toros tendrá cabida para 3.316 personas. Tras llevar a cabo el análisis de los usos de la plaza, el ayuntamiento lo incluyó en el análisis de los equipamientos socioculturales de la villa. En estos instantes, el consistorio está concretando los usos futuros que puede tener este recinto. La reforma total costará 1.200.000 euros.

El ayuntamiento desarrolló en el 2016 el proyecto para la renovación de la plaza de toros, para su adecuación a las necesidades de seguridad y evacuación previstas en la legislación para el usurario. Vista la importancia de este recinto festivo en los Inauteriak, logró que se ejecutara en un plazo de cinco años, dividido en cuatro fases.

La primera fase costó 137.670 euros y consistió en la creación de tres nuevas salidas de acceso al exterior desde los tendidos. También se construyeron escaleras para la salida de las gradas junto a la salida principal, y se cambió la puerta de la misma. Ademas, se reforzó la seguridad de la barandilla existente en la gradas y en los palcos.

En la segunda fase se reforzó la estructura de los palcos y se sustituyeron los canalones. La estructura de madera no tenía la resistencia necesaria y fue cambiada por otra metálica.

La cuarta fase está prevista para el 2020, y se renovarán por completo los palcos. Cuenta con un presupuesto de 354.729,33 euros, IVA excluido. Además, se le dará también un tratamiento ignífugo a la cubierta.

Por otro lado, el ayuntamiento de Tolosa quiere garantizar una mayor utilización de la plaza para poder hallar una rentabilidad más idónea. Cuesta mucho mantener un edificio que apenas se utiliza y su futuro está lleno de incógnitas. Para ello habría que acometer nuevas acciones y, para poder programarlas, se planteó la posibilidad de dotar al edificio de una estructura cubierta. Por eso se hizo un estudio y la conclusión es clara: la inversión sólo se justificaría de hallar un nuevo uso diferenciador. Este, de momento, no se ha encontrado, pero en el ayuntamiento admiten ideas.