40 personas integran el primer curso para formar a cuidadores de mayores dependientes

Personas que integran el primer curso de formación de cuidadores de mayores dependientes./I.ROYO
Personas que integran el primer curso de formación de cuidadores de mayores dependientes. / I.ROYO

'Etxekolan', en Inmakulada, se financia gracias a una subvención de la Diputación

J.GOÑITOLOSA.

'Etxekolan' es una iniciativa que trata de mejorar las capacidades y condiciones laborales de las personas dedicadas a trabajos de hogar y al cuidado de personas mayores. Los objetivos de este proyecto de formación en cuidados son los de crear una bolsa de trabajo con las personas que realizan labores de hogar y/o cuidando personas, mejorar sus capacidades, poner en marcha un servicio de intermediación y asesoramiento para las familias que necesitan personas que realizan este tipo de tareas, y garantizar las condiciones laborales de las mismas.

Un totoal de cuarenta personas participan en este programa de colaboración entre Tolosaldea Gara-tzen y el centro formativo Inmakulada, que está financiado a través del programa 'Etorkizuna Eraikiz' de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

Objetivo
Preparar adecuadamente a las personas que cuidan a mayores dependientes.
Formación
450 horas lectivas, divididas en cuatro módulos.
Cuándo
Sólo viernes por la tarde y sábados, lo que permite compatibilizar la asistencia a las personas que ya están trabajando.
Condiciones dignas
Las que permite esta titulación.

Según explica Garbiñe Mendizabal, de Tolosaldea Garatzen, la edad media de nuestra sociedad está creciendo. Esto conlleva nuevas realidades y necesidades que antes estaban a la sombra, pero que se ha convertido en los retos del futuro. Una de ellas es la problemática que surge con los cuidados de las personas dependientes. Hoy en día, cada vez es mayor el número de familias con la necesidad de cuidados profesionales. Sin embargo, cada vez es más dificil encontrar personas con la preparación adecuada.

Por esa razón nace el proyecto Etxekolan en Gipuzkoa; en el caso de nuestra comarca, con la colaboración de los departamentos de migración y empleo de Tolosaldea Garatzen. El propósito de este proyecto es acompañar a las personas interesadas en el camino para conseguir la capacitación necesaria para realizar tareas de cuidado.

La persona que obtiene este certificado se capacita para realizar tareas de cuidado de personas dependientes, acompañamiento y seguimiento sanitario, ayuda emocional y tareas del hogar (limpieza, cocina, plancha, compras, etcétera).

Según explica Mendizabal, hoy en día, para que las familias reciban una ayuda económica para el cuidado, la Ley de Dependencia exige que la persona contratada tenga esta titulación. Sin embargo, para poder obtenerla, los cursos que se ofrecen suelen ser intensivos, entre semana y en sesiones de cinco horas, por la mañana o por la tarde. Y el perfil de las personas interesadas en estos cursos, trabajan y les resulta imposible acceder a ellos; por un lado porque las familias se quedan sin atención y por otro, porque una reducción del sueldo sería insostenible para ellas. Además, sobre todo en la comarca, cursos gratuitos sobre cuidados son muy escasos para la demanda existente.

Primer curso

El viernes pasado se puso en marcha el llamado 'programa de formación para conseguir la certificación profesional en atención sociosanitaria de personas dependientes para instituciones'. En este programa, organizado por Tolosaldea Garatzen y el centro formativo Inmakulada participan veinte personas. «Conseguir este certificado nos permitirá en el futuro realizar servicios de ciudado tanto en instituciones como en hogares, para nosotras es vital, estamos muy contentas», coincidían en señalar estas personas, la mayoría de origen sudamericano.

La formación consta de 450 horas lectivas y ha recibido la financiación de la Diputación Foral de Gipuzkoa; se divide en cuatro módulos, después de los cuales las personas que participan en la formación podrán realizar prácticas. Gracias al programa Etxekolan, la formación de estas personas está financiada al cien por cien.

La peculiaridad de este programa formativo que se realiza en el centro Inmakulada es que las clases se darán los viernes por la tarde y los sábados. La mayoría de las personas que requieren de este certificado de profesionalidad realizan ya estas tareas en hogares de la comarca y la adecuación del horario les garantiza la posibilidad de realizar este curso sin perder su empleo.

Condiciones dignas

En definitiva, este programa trata de ensamblar distintas variantes, según explican desde Tolosaldea Garatzen: «Por un lado, tenemos en la comarca particulares o familias que necesitan que les ayuden con sus labores del hogar o en el cuidado de personas (muchas veces no saben a dónde acudir a la hora de contratar estas personas ni qué pasos deberían dar) y a su vez, tenemos personas que quieren trabajar y en algunos casos, con dificultades para encontrar empleo (por falta de cualificación, tema de idiomas...)».

Para poder ofrecer un servicio de calidad es fundamental la formación de las personas que se van a dedicar a este tipo de labores. Por último, para ofrecer un servicio con un mínimo de calidad, se deben garantizar condiciones dignas para estos trabajadores. Para que se reconozcan en nuestra sociedad que las laboras del hogar o tareas en el cuidado de personas son fundamentales, las contrataciones se deben realizar de forma totalmente transparente y garantizando el compromiso por las dos partes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos