El palacio Aranburu y los escultores de hoy

Gotzon Huegun, Nuria Carbonell y Guillermo Olmo, junto a la escultura de Alex Morlotez./IÑIGO ROYO
Gotzon Huegun, Nuria Carbonell y Guillermo Olmo, junto a la escultura de Alex Morlotez. / IÑIGO ROYO

Azken Muga inaugura la muestra colectiva 'Escultores de hoy y de aquí' que permanecerá abierta hasta el 7 de diciembre

E. ARANDIATOLOSA.

La escultura volverá a estar presente en la próxima exposición temporal que acogerá el palacio Aranburu de Tolosa desde mañana viernes hasta el 7 de diciembre. Hace tres años que el festival sociocultural Azken Muga comenzó a fusionar y renovar diferentes actividades culturales y artísticas, entre ellas la escultura, una iniciativa a la que desde sus inicios el Ayuntamiento de Tolosa ha mostrado su apoyo y colaboración.

Esta vez, en cambio, Azken Muga cambia su entorno natural por el espacio urbano con la organización de la nueva muestra colectiva 'Escultores de hoy y de aquí', de carácter itinerante, que reunirá a 19 escultores vascos de la misma generación, provenientes de diversas ramas del arte y que trabajan diferentes disciplinas. La muestra, que servirá como «experimento» para sus miembros, iniciará en Tolosa su recorrido y se acercará próximamente a otros espacios expositivos de Euskal Herria. «Nuestra intención es dar continuidad a este proyecto. Estamos hablando con varios ayuntamientos y nos mostramos abiertos a posibles propuestas», añadía el escultor lasartearra Gotzon Huegun en la presentación realizada ayer en el exterior de Aranburu.

Qué
Exposición colectiva 'Escultores de hoy y de aquí', que recoge el trabajo escultórico de 19 de artistas de Euskal Herria. Se enmarca dentro de la iniciativa del festival Azken Muga.
Dónde y cuándo
En el palacio Aranburu, desde mañana hasta el 7 de diciembre, en horario de martes a sábado, de 17.30 a 20.30 horas. La entrada es gratuita.
Inauguración
Mañana viernes, a las 19.00 en Aranburu se inaugurará la exposición y se homenajeará a Antxon Elósegui.

En este nuevo colectivo se encuentran los siguientes nombres y apellidos: Helena Santano, Régis Pochelu, Efren, Iñigo Manterola, Gotzon Huegun, Koko Rico, Guillermo Olmo, Paul Montagne, Eskerri, Germán de los Ríos, Imanol Andonegi, Christiane Giraud, Virginia Sargal, Marijose Recalde, Pablo Juarros, Gilles Plantade, Corne Nuham, Víctor Arrizabalaga y Alex Morlotez.

«Sobrinos de Oteiza»

La muestra colectiva nace con el objetivo principal de reunir a escultores que pertenecen a una misma generación, que cuentan con una trayectoria profesional de entre 20 y 30 años, que han promovido su trabajo de manera internacional y que reivindican su presencia dentro de la escultura y el arte contemporáneo.

Esta experiencia nos evoca a tiempos pasados en los que encontramos al Grupo Gaur, una «aventura artística» que inició un grupo de artistas vascos con Jorge Oteiza a la cabeza en plena dictadura franquista y ante la situación de aislamiento cultural que estaba viviendo el país para romper con esos obstáculos y establecer de nuevo vínculos con el exterior. A Gaur le siguió la fundación de los grupos Hemen en Vizcaya y Orain en Álava, así como la tentativa frustrada de Danok en Navarra, en una orquestación que pretendía recuperar el espíritu colectivo de las vanguardias históricas. «En nuestra generación de escultores vascos encontramos artistas muy conocidos que trabajan en primera línea y luego estamos otros muchos escultores de entre 45 y 50 años de edad, quienes podríamos ser los sobrinos de Oteiza, con un largo recorrido en este mundo, que queremos reivindicar nuestra presencia a través de nuestro trabajo para darlo a conocer y ver si somos capaces o no de sacar a la escultura de su marginalidad y darle su importancia en la sociedad. De alguna manera cogeremos el testigo de aquellas agrupaciones como Gaur o Hemen», afirma Huegun.

El escultor Guillermo Olmo, por su parte, hace referencia a que la muestra «responde a una necesidad del mundo de la escultura en este país de cierta unión», ya que se trata de un «gremio solitario, donde los escultores trabajamos a nivel muy personal», dice. «Es la primera vez que un colectivo tan numeroso de escultores vascos de nueva generación se reúne como tal. Ha habido ocasiones en las que nos hemos juntado, como en Nafarroa Oinez, pero no ha tenido el mismo carácter. Lo que vamos a ver en esta muestra es una selección del trabajo de artistas actuales y en formato grande», cuenta Olmo.

La muestra se inaugurará mañana a las 19.00 horas en un acto en el que los escultores homenajearán al tolosarra Antxon Elósegui. «Tolosa cuenta con un circuito de escultura contemporánea como pocas ciudades, y en gran medida se lo debemos a Antxon, ya que ha sido la persona que ha ayudado a impulsar la escultura urbana de Tolosa».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos