«El mismo nerviosismo y responsabilidad que hace cuatro años»

Olatz Peon pidió a la oposición que sea crítica con el gobierno pero que se sume también «a los muchos proyectos en los que coincidimos»

J.G.TOLOSA.

«Hoy nace una gran oportunidad para el trabajo en común. Hagamos todos el mismo camino en beneficio de la ciudadanía tolosarra». Con estas palabras finalizó su discurso Olatz Peon tras ser nombrada alcaldesa, una alocución en la que asumió el compromiso de lograr «incrementar la eficacia en la gestión para beneficio de la ciudadanía».

Olatz Peon inició su intervención admitiendo que sentía «el mismo nerviosismo y responsabilidad» de hace cuatro años. «Asumo el cargo con idéntica gratitud y responsabilidad por haber recibido el apoyo de la ciudadanía. Estos últimos cuatro años han sido intensos y dinámicos. Hemos vivido múltiples experiencias nuevas. Tengo que dar las gracias a todos los concejales salientes, les agradezco todo el trabajo que han hecho en favor de Tolosa», señaló.

En su discurso, de marcado perfil institucional, sólo se permitió dos licencias personales para referirse a dos personas. La primera, Antton Marquet. «El me enseñó la lógica de los presupuestos municipales, me decía que los números sólo sirven para reflejar las necesidades de la gente; de lo contrario, pierden su sentido, por mucho que reflejen bien los ingresos y los gastos. Pensaba que él iba a venir hoy a saludarme, pero paradojas de la vida, la semana pasada fui yo quien le despidió en el cementerio de Tolosa». Y la segunda, su aita. «Hace cuatro años aquí estuvo a mi lado. Hoy sus piernas cansadas no le han permitido venir».

Olatz Peon agradeció el apoyo del PSE-EE y su contribución a «hacer un gobierno más fuerte». Y pidió a EH Bildu que sea crítico con el gobierno municipal «para poder así ofrecer un mejor servicio a la ciudadanía», pero también que se sume «a los muchos proyectos en los que estamos de acuerdo, porque todos tenemos los mismos intereses en favor de Tolosa». Y tuvo palabras de elogio para sus compañeros del PNV. «El protagonismo se lo lleva la persona que es cabeza de lista, pero detrás hay un equipo extraordinario».