'Mugi' alcanza los cuatro años

La edad media de los participantes en el programa este año ha sido de 75 años./IÑIGO ROYO
La edad media de los participantes en el programa este año ha sido de 75 años. / IÑIGO ROYO

El programa de movilidad cierra el ejercicio con una subida de participantes, 136 personas de media por sesión, y un máximo de 249 en un día

ELENE ARANDIATOLOSA.

Tolosa cierra una exitosa cuarta edición del programa de movilidad 'Mugi, Tolosa', organizado por el Ayuntamiento de Tolosa, Osakidetza y el departamento de salud del Gobierno Vasco en colaboración con asociaciones y colectivos locales.

A pesar de que el tiempo no ha acompañado, los organizadores señalan que este año ha vuelto a aumentar el número de participantes, que han sido, de media, 136 en cada sesión, con un máximo de 249 personas en una de las jornadas. Por sexos, el 66,85% han sido mujeres y el 33,15% hombres. En cuanto a la edad, es significativo que el 25% de los participantes en la temporada 2017-2018 hayan sido mayores de 75 años.

La media
Han participado un total de 136 personas en cada sesión, con un máximo de 249 participantes en un día.
Perfil
Por sexos, el 66,85% de los participantes han sido mujeres y el 33,15% hombres. El 25% de los participantes han sido mayores de 75 años.
Próxima edición
La quinta edición de la iniciativa arrancará el 3 de octubre.

Los participantes realizaron su primera marcha del curso el 4 de octubre, y acaban de concluir la cuarta edición con un total de ocho recorridos a realizar los miércoles en dos turnos; el primero a las 10.30 horas y el segundo a las 11.00 horas. El camino más corto ha sido de 543 metros, y el más largo es de 7 kilómetros. Sin embargo, hay otro recorrido que mide 763 metros y otros cinco trayectos de 1,2; 1,3; 2,1; 2,3 y 5,5 kilómetros. Todos ellos están diseñados teniendo en cuenta la resistencia y aptitudes de los participantes, garantizando siempre la accesibilidad y la cercanía, y es que todos se realizan dentro del municipio.

El objetivo de este programa y espacio, señala la alcaldesa Olatz Peon, es «hacer comunidad» y «ayudar a cualquier persona de edad o discapacitada o que se encuentre sola, sacándola a pasear y a relacionarse con otras».

La intergeneracionalidad

Desde el Ayuntamiento se ha destacado la labor realizada por voluntarios y miembros de las asociaciones de jubilados Iturriza, Harizpe y Beti Gazte; la asociación Ilarki, la Fundación Goienetxe, la Cruz Roja, la Residencia Yurreamendi, el Centro Asistencial Uzturre, Salud Pública, Osakidetza y Nagusilan, así como la colaboración de los centros escolares Herrikide, Laskorain e Inmakulada. Desde el Consistorio recuerdan que gracias a ellos han podido participar personas que necesitan ayuda para andar. «Mugi ha sido reforzado. La participación de los alumnos como voluntarios ha sido un éxito desde el principio. Juntar personas jóvenes y de la Tercera Edad ha dado unos resultados espléndidos. Ha sido un ejemplo de intergeneracionalidad, que también hemos cuidado en otras iniciativas llevadas a cabo este año, como en la denominada Haurren Hiria», recalca la regidora. La última jornada de Mugi acogió, además de la primera olimpiada entre las iniciativas Mugi Tolosa e Ibarra Martxan, la visita de una delegación aquitana para conocer las actividades de promoción de la salud que se llevan a cabo en estas dos localidades. El grupo estuvo acompañado por miembros del servicio de Salud Pública del Gobierno Vasco, con el fin de observar de cerca estos procesos comunitarios innovadores y ver la labor que se ha hecho con los centros de enseñanza. La quinta edición del programa arrancará el 3 de octubre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos