Éxito total de la feria extraordinaria

El concurso de queso incorporó el lenguaje de signos. /
El concurso de queso incorporó el lenguaje de signos.

El sector agropecuario tradicional hizo un espléndido alarde de su esmerado empeño | La lluvia, que cayó de madrugada, dio paso a un día que ni a pedir de boca

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCOORDIZIA.

Bendita la diferencia de la mañana del martes a la de ayer miércoles, jornada no solo ferial, sino la que acoge el mercado más importante del año, fiesta y escaparate del sector agropecuario tradicional a la que se quisieron sumar las condiciones meteorológicas, factor determinante y clave en el éxito de toda actividad en la calle, que brindaron no sólo una mañana sino una jornada que si bien no resultó luminosa (fue de menos a más) dijo adiós a la lluvia con las primeras luces del día y ya nadie se acordó del paraguas.

Tampoco se trata de contar para la ocasión con un día en el que aprieta el calor, porque, aquí, junto a la elevada humedad, en el contexto general, es decir cara al gran público, ese ambiente no resulta agradable, y además no favorece, en nada, a ese ambiente idóneo que requiere, por ejemplo, una cata de queso tan importante como la que acompaña al certamen del queso de oveja elaborado por pastores, y ni qué decir, al festival de pelota, que en un atestado Beti Alai tiene lugar a la tarde.

Y en un día de exaltación del sector tradicional dedicado a la tierra, en un momento en el que la huerta y los frutales se encuentran en el momento álgido de una nueva campaña, el sector reclama sol para poder ir recogiendo todo lo que todavía debe dar de sí esta cosecha.

El ordiziarra Joseba Insausti estuvo muy cerca de vencer en el concurso de queso

Ayer por ejemplo se presentaron las primeras alubias negras pero fue de manera testimonial. Un artículo, que sin ir más lejos, el año pasado ya se vendía desgranado en esta segunda feria de septiembre pero al que esta vez le falta un empujón.

Y en un día en el que el mundo del caserío y su entorno luce sus mejores galas, si el encuentro de ayer pretende convertirse en el mejor escaparate del sector, la puesta en escena de todas y cada una de las exposiciones; fruta y hortalizas, ganado, gallina vasca, perretxikus, etc, no solo resultó excelente sino de un mimo difícil de superar.

Y si la vista sigue siendo el sentido estrella a la hora de realizar una compra, a la presentación de ayer solo le pueden acompañar los mejores augurios.

Por lo demás, el día llegó con toda la amplia infraestructura magníficamente dispuesta y una oferta inmensa de productos del país.

En la calle Santa María, Juan Ramón Goiburu llegaba puntual a su encuentro con una celebración en la que el queso de Euskal Herria adquiere un especial protagonismo y volvía a ofrecer a las puertas de su panadería la hogaza de pan al Idiazabal, el pastel, las tartaletas de pastel con queso viejo Idiazabal. Un auténtico delicatesen.

Muy cerca de su casa, la firma gaditana Buleri presentaba un intrigante queso negro, un queso de cabra con tinta de chipirón, y especias, embutido en intestino de cerdo.

Y entre los puestos, en esa línea de crecimiento, nada menos que cinco dedicados a la venta de talos. Y en todos ellos cola a la hora de adquirir la torta de maíz, mayoritariamente con txistorra dentro.

El certamen de queso de leche de oveja latxa elaborado por pastores ofrecía novedades. Daba la bienvenida a la comunicación a través del lenguaje de signos. Como ya ocurrió en fiestas patronales, a la pantalla gigante, desde la que seguir las demás actividades y ambiente en la calle. Y dispensaba txapela para el ganador.

Curioso que el único pastor que podía llevarse el Trofeo Kutxa de Oro no estuviera entre los 14 finalistas e inédito, al menos desde 1984, año desde el que están recogidos los nombres de los ganadores, un triunfo consecutivo (SC Kortaria) en este certamen de septiembre.

Importantísimo segundo puesto para el ordiziarra Joseba Insausti, que en la puntuación media se quedaba a 8 centésimas del primer puesto. Y una cita como la que nos ocupa servía para confirmar que el próximo mes de octubre asistiremos al 'IV Congreso del Queso'.