Los escolares piden menos plásticos

Foto de grupo de los escolares de Tolosaldea que han trabajado en 'Agenda 21', junto al concejal de Medio Ambiente. / FOTOS IÑIGO ROYO
Foto de grupo de los escolares de Tolosaldea que han trabajado en 'Agenda 21', junto al concejal de Medio Ambiente. / FOTOS IÑIGO ROYO

Los jóvenes de la Agenda 21 culminaron el curso con una proclama a favor de un planeta sin plásticos

JUANMA GOÑI TOLOSA.

Muchas acciones llevadas a cabo en los últimos días han intentando concienciar entre los escolares de Tolosa el respeto medioambiental. La última ha sido una concentración para pedir un pueblo sin plásticos, pero antes se han celebrado otras citas interesantes, como talleres diversos y la presentación de un nuevo comedero y observatorio en el parque Elosegui.

Con relación a este último, el objetivo del Ayuntamiento es que se convierta en una zona de promoción de la biodiversidad urbana, dando prioridad a sus posibilidades para la educación e investigación medioambiental, de manera que sea un referente para la observación de aves en Gipuzkoa.

Esta es la continuación del proyecto que las instituciones iniciaron el año pasado en colaboración en esta línea; concretamente, con la sesión de anillado científico de aves que se realizó para saber aprender a clasificar y examinar pájaros de distintas especies. Esta vez, su actividad se ha centrado en convertir el bosque en un observatorio y comedero de aves, desde donde poder contemplar los pájaros que habitan en él.

Por otro lado, en el último encuentro de Eskola Agenda 21 de Tolosaldea, los participantes escolares realizaron una reflexión de lo trabajado este curso. Además, y compartiendo lema con el Día Mundial del Medio Ambiente, 'Planeta sin contaminación por plásticos', crearon un mural para visibilizar la problemática del plástico.

Patxi Amantegi, concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Tolosa,señaló durante el encuentro que el uso excesivo de los plásticos tiene relación directa con el cambio climático. «Esto es justamente lo que hemos trabajado con los estudiantes este curso que acaba de concluir. Los datos son significativos: cada año aumenta el numero de plásticos que utiliza nuestra sociedad, cada minuto llega al mar lo equivalente a un camión lleno de plástico, muchos plásticos son de un único uso y necesitan miles de años para degradarse, los plásticos que se acumulan en el mar y los ríos tienen afección directa en la vida marítima... Pero hay medidas para evitar que esta situación se perpetúe: la economía circular, reutilizar y reciclar, y evitar el uso de envoltorios de plástico. Y hacer frente a este problema es responsabilidad de todos y todas: instituciones, empresas, supermercados y ciudadanía, como consumidores».

Hay que recordar que el Ararteko aprobó una declaración institucional que lleva por título 'Sin contaminación por plástico'. El texto señala que la bolsa de plástico se ha convertido «en un triste icono del despilfarro y de la contaminación que llega a todos las esquinas del planeta». Cada año, recuerda, se vierten en los océanos 8 millones de toneladas de plástico, lo que está provocando «ingentes islas de basura que amenazan seriamente los ecosistemas acuáticos a nivel mundial».

El Ayuntamiento, a través del trabajo con los escolares, quiere recordar que los ciudadanos tienen de cambiar esa realidad mediante pequeños gestos o cambio de hábitos. «Está en nuestra mano reducir el número de productos desechables que adquirimos, utilizar bolsas de compra reutilizables o rechazar los sobreempaquetados»,

Temas

Tolosa

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos