Comienza el proceso de ampliación de Apatta, que será realidad a medio plazo

La segunda fase del polígono de Apatta está culminada; ahora falta redactar el proyecto de urbanización y recoger alegaciones. / IÑIGO ROYO
La segunda fase del polígono de Apatta está culminada; ahora falta redactar el proyecto de urbanización y recoger alegaciones. / IÑIGO ROYO

Hasta el 5 de agosto está a exposición pública la segunda fase del industrialdea | Una vez culminada la ampliación con tierras procedentes del TAV, se ha iniciado la tramitación que supone la 'cuenta atrás' del proyecto

JUANMA GOÑITOLOSA.

El polígono Apatta Erreka tardará aún en completarse, pero va camino de hacerlo. Quizás en poco más de un año la segunda fase de industrialdea acoja sus primeras empresas. Ya se ha culminado la ampliación, rellenando la vaguada con tierra procedente de la obra del tren de alta velocidad, y ahora se acaba de iniciar la prolija tramitación, al tiempo que se pone en marcha la maquinaria de captación de empresas.

El proceso de tramitación del llamado plan 'Apatta II' es una realidad. Los ayuntamientos de Tolosa e Ibarra le han dado su aprobación provisional y hasta el 5 de agosto se encuentra en exposición pública para que se puedan realizar alegaciones. Tolosa destinará 31.593 m² a la ampliación del polígono industrial y Ibarra, por su parte, 30.817 m², es decir, 62.410 m² en total.

En virtud del denominado plan Apatta II se ha definido la disposición de los terrenos, sus características particulares y los usos industriales. El terreno sobre el que se asienta el actual Apattaerreka pertenece a los ayuntamientos de Tolosa, Ibarra y Leaburu-Txarama, pero la ampliación se llevará a cabo en terrenos de Tolosa e Ibarra únicamente, por lo que ambos ayuntamientos están tramitando el mismo plan y de forma coordinada.

¿Cuándo empezará a ser una realidad el proyecto? Es la pregunta del millón. Todavía hay que esperar. De momento se ha aprobado el plan de forma provisional, hasta que se resuelvan las alegaciones. Después llegará la aprobación definitiva.

La alcaldesa, Olatz Peon, comenta que hay que tramitar primero el documento urbanístico de ordenación pormenorizada, que es el Plan Especial, lo que permitirá solicitar licencia para realizar las obras de urbanización. «Una vez ejecutada la urbanización estaríamos en disposición de entregar a las empresas una parcela urbanizada para que ellas ejecuten sus edificaciones», explica la alcaldesa.

En la actualidad, con 65 empresas asentadas y 1.144 trabajadores, el polígono de Apatta es un referente económico de la comarca. Las parcelas y los pabellones existentes se encuentran prácticamente llenos. De ahí que Sprilur (la sociedad pública dedicada a impulsar la Promoción Empresarial en Euskadi dependiente del Gobierno Vasco), haya acometido la urbanización de una segunda fase, iniciativa que ya ha levantado interés entre los empresarios de la zona.

El polígono se ha ampliado rellenando la vaguada adyacente emplazada junto al cementerio. Y ello ha exigido un arduo y difícil trabajo. Ha habido que acondicionar la cañada e incluso desviar la regata. La empresa pública Tailsa, creada para promover las actividades económicas en Tolosaldea, con un 51% de capital del Gobierno Vasco (Sprilur), un 24,5% de la Diputación y otra 24,5% de los ayuntamientos, es la que se encargó del seguimiento y coordinación de la obra.

Desde la agencia comarcal Tolosaldea Garatzen y el propio Ayuntamiento se está dando a conocer a las empresas de la comarca esta ampliación del polígono en visitas personalizadas. Hay varias empresas que se han manifestado interesadas, pero aún no hay nada concretado ni cerrado, ya que es pronto para comprometer un precio. Pero el proyecto, por fin, ha arrancado.