El 'campo libre' está por doquier

Muestra de peras y ciruelas del mercado. /  ALBERDI
Muestra de peras y ciruelas del mercado. / ALBERDI

En la Plaza Verdura, como novedad, se pudieron adquirir rizomas de alcachofa

PABLO ALBERDI TOLOSA.

Tras una semana en la que hemos sufrido por el calor, también hoy nos aconsejaban: «Vete por la sombra». Ya desde la mañana lucía un sol espléndido en este mes vacacional por excelencia. Estas circunstancias marcan claramente la vida de la azoka. Los madrugadores, además de elegir los mejores productos del mercado, lo hacen con la agradable temperatura de la mañana. Luego hay tiempo para ir a la playa o al monte. Algún hueco, pocos, en los puestos de nuestros baserritarras, que también deben de hacer sus vacaciones y un notable aumento de visitantes foráneos que nos visitan guiados por la fama de nuestro sábado comercial.

Sigue la superabundancia de hortalizas diversas. Muchas de ellas ya 'de campo libre', con el precio añadido que eso supone. Precios sostenidos o a la baja para vainas (planas y 'francesas'), tomates de clase diversa, 'langostinos' (guindillas ) en diferente estado de tamaño y maduración, pimientos choriceros y de Gernika, calabacín, pepino y berenjena, además de las habituales hortalizas de hoja extraordinarias de presencia.

Es justo remarcar la cantidad y variedad de la oferta de fruta autóctona: Manzanas de San Juan y San Ignacio, Reina de reinetas, ciruelas Claudias y amarillas, melocotones autóctonos de Ikaztegieta (novedad). También, como novedad, el profesional Loidi presentó unas perillas extraordinarias que, en este año climáticamente complicado, suponen una rareza.

Otros años para estas fechas hablábamos ya de Matxakanas. Este año, no sólo vendrán retrasadas, sino que la previsión es que la recolección sea escasísima entre nosotros. Los entendidos del mundo micológico (si podemos considerar a alguien como tal) dicen que este año la recolección no llega, hasta ahora, ni al 25% de otros años. ¿Por qué? Nadie tiene la respuesta. Esperemos que la luna y las Perseidas (lágrimas de San Lorenzo) de estos días de agosto nos traigan el cambio. Entretanto, los aficionados pudieron elegir entre una pequeña cantidad de gibelurdiñas (26 euros), ziza horis (18 euros) y Trompetas de la muerte (18 euros) recogidos en nuestros bosques y unos hongos foráneos (24 euros)

En la Plaza Verdura, los profesionales de Ibarra, además de su habitual venta de hortalizas y verduras, siguen ofreciendo para los que anden tarde la plántula que se recogerá en el otoño-invierno próximo. Para finales de mes deben estar plantados ya los brócolis, coliflor, coles, etc. A destacar, como novedad, las rizomas de alcachofa presentadas, como cada año en esta época, por algunos profesionales de Ibarra.

 

Fotos

Vídeos