La calle Laskorain ya prepara su transformación rehabilitadora

La calle Laskorain se modernizará y adquirirá un aspecto más sostenible y agradable./IÑIGO ROYO
La calle Laskorain se modernizará y adquirirá un aspecto más sostenible y agradable. / IÑIGO ROYO

El Ayuntamiento ha presentado tres alternativas, entre ellas la peatonalización total

JUANMA GOÑITOLOSA.

Primero fue la Avenida de Navarra, después la calle Gudari, y ahora le llega el turno a la calle Laskorain. Tres viales céntricos de la villa reformados y más accesibles al peatón. Será la primera gran obra rehabilitadora de la nueva legislatura, junto a la de la parte trasera de Gernikako Arbola. De hecho, ambas podrían empezar a la vez, en torno a enero de 2020. Para más adelante se afrontará la que será, sin duda, la reforma 'estrella' de este periodo: la actuación en la calle Rondilla, pero todavía faltará un tiempo para ello.

En cuanto a la calle Laskorain, el Ayuntamiento ya se ha reunido con comerciantes y vecinos para presentarles tres planteamientos renovadores y escuchar, al mismo tiempo, sugerencias y aportaciones antes de definir el proyecto. El costo de las tres variantes es parecido, y supera el medio millón de euros.

Alternativas

1
Peatonalización total. Se amplían las aceras totalmente, a cota cero. Se eliminan los 35 aparcamientos. Calle peatonal total.
2
Con menos cambios. Se respeta al máximo el formato actual, se mantienen las aceras; se reducen algunos aparcamientos y se rehabilita la calzada.
3
Alternativa intermedia. Se mantienen sólo 8 plazas de aparcamiento. Se transforma la calle en un espacio reducido para el peatón, pero amortiguando sus efectos sobre el aparcamiento.

El estado actual de la calle Laskorain sugiere una necesidad de reforma debido a su antigüedad. Todo ello se refleja no sólo en las deficiencias de accesibilidad y en la situación de sus infraestructuras o de su pavimentación, sino en el estado de los equipamientos urbanos. Actualmente la calle Laskorain (o Laskorain, según su término 'oficial' aunque no popular), dispone de 35 plazas de aparcamiento OTA, una plaza para personas de movilidad reducida y tres más para carga y descarga. Todos los aparcamientos son en línea.

Teniendo estas variables en cuenta, el Ayuntamiento ha creado tres alternativas diferentes, que han tenido en cuenta diversos criterios: la accesibilidad, mantenimiento de los servicios urbanos y-o mejora de los mismos, dotación de las necesidades básicas de movilidad (aparcamiento de residentes, accesos a garajes, carril-30, servicio de recogida de residuos), ornamentación y equipamiento urbano de la calle, integración de la calle con entornos cercanos, y mejora de la iluminación.

También en Laskorain, como en Gudari o en Herreros, se aplicará el programa 'Gune Biziak' , que da vida a los escaparates vacíos con el fin de reforzar el carácter comercial de esta calle, fomentando el atractivo de los locales que no están en uso y su posible futura comercialización.

Alternativa 1

Se trata de una solución que respeta al máximo el formato de la calle actual, aplicándole los criterios de accesibilidad y medioambientales. Por lo tanto, no se modifica su carácter de carril-30, manteniendo el tramo junto al paseo de San Francisco como peatonal y conservando la entrada de vehículos a través de una calzada que accede por Paulo Rekondo. Esta alternativa es la que más gusta al Ayuntamiento.

Las secciones de la calle se han previsto sin escalones entre acera y calzada. En los márgenes en donde sea previsible la invasión de las aceras por parte de los vehículos, se colocarán elementos de mobiliario, alcorques y farolas. También se ha ordenado el espacio para carga y descarga y se ha ubicado una pequeña sección para contenedores.

El número total final de aparcamientos será de 18. Se reduce respecto al número actual (35) en un total de 17 plazas. Se mantiene la plaza reservada a PMR (1) y las tres plazas destinadas a carga y descarga.

Se ha equipado con cuatro parterres alineados con las fachadas, que permitirán la plantación de árboles, y se han previsto alcorques para arbolado. Se mantiene el dispensador de leche en su ubicación actual. El alumbrado se reforma mediante nuevas columnas de cinco metros de altura colocadas en la acera. También se han previsto bancos y se reformarán las infraestructuras de servicios.

En cuanto a pavimentos, esta alternativa prevé la colocación de la baldosa Tolosana y el aglomerado asfáltico impreso en la calzada, similar al de la avenida Navarra y la calle Gudari. El presupuesto aproximado es de 553.251,31 euros.

Alternativa 2

Esta alternativa propone una ampliación de la perspectiva ambiental de la reforma como eje prioritario de conexión peatonal entre el paseo de San Francisco, la pista de patines y el paseo fluvial del río Oria. En este caso, se busca aumentar el espacio de las aceras a costa de eliminar los aparcamientos en superficie de la calle. Según el plan de movilidad, esta alternativa ampliará sustancialmente el espacio destinado a la movilidad del peatón, mejorará los estándares de accesibilidad, potenciará el comercio y los negocios a pie de calle, posibilitará la plantación de arbolado una mayor equipación de la calle con mobiliario.

Es una propuesta de peatonalización radical. No parece que será la elegida. Se plantea la eliminación total de las 35 plazas actuales de aparcamiento. No así el tráfico rodado actual, ni las plazas de aparcamiento de carga y descarga. Las secciones de la calle se han previsto sin escalones entre acera y calzada. En los márgenes en donde sea previsible la invasión de las aceras por parte de los vehículos, se colocarán bolardos. Se mantiene lo descrito en la alternativa anterior respecto a las zonas de carga y descarga y de contenedores, la disposición del alumbrado y bancos, los pavimentos escogidos, la reforma de infraestructuras y equipación del mobiliario urbano. El presupuesto aproximado es de 575.850 euros.

Alternativa 3

Esta alternativa propone una combinación entre las dos opciones anteriores 1 y 2, buscando el equilibrio entre las aportaciones de ambas y exponiendo una solución que supone la transformación de la calle en un espacio recuperado para el peatón, pero amortiguando sus efectos sobre el aparcamiento.

Esta propuesta supone la eliminación de veintisiete plazas de aparcamiento OTA de las 35 actuales. Se conservarían sólo ocho. Se mantiene lo descrito en la alternativa número 1 respecto a las zonas de carga y descarga y de contenedores, la disposición del alumbrado y bancos, los pavimentos escogidos, la reforma de infraestructuras y equipación del mobiliario urbano. El presupuesto aproximado es de 564.670 euros.

El comercio de la calle se decanta por la alternativa número 1, aunque muchos vecinos consideran que es necesario explorar otras opciones. Además, piden soluciones a los aparcamientos irregulares de la parte trasera del banco Santander, encima de la acera. Una vez recabadas todas las aportaciones y teniendo en cuenta el criterio del nuevo Plan de Movilidad Sostenible, se elaborará el proyecto final de reforma de la calle.