La biomasa, futura energía comarcal

Un informe detalla el papel que desempeña la biomasa comarcal a nivel energético y económico./IÑIGO ROYO
Un informe detalla el papel que desempeña la biomasa comarcal a nivel energético y económico. / IÑIGO ROYO

Así lo refleja el plan Piztu Tolosaldea, cuyo objetivo es examinar, poner en valor y fomentar los combustibles renovables locales

E. ARANDIATOLOSA.

Un nuevo spot producido por Tolosaldea Garatzen pretende alertar acerca de la escasa introducción de las energías renovables en Tolosaldea y proponer la biomasa como «alternativa real».

La biomasa se obtiene de subproductos de la industria forestal y de la madera procedente de aprovechamientos forestales. Desde Tolosaldea Garatzen destacan que a pesar de no ser la única alternativa ante los combustibles fósiles puede ser clave, junto con otras energías alternativas, en el proceso de soberanía energética de Tolosaldea.

0,3%
De las fuentes de energía provienen de la biomasa, lo que supone el 17% del total de la energía renovable, después de la hidroeléctrica, que supone el %80.
Mayor rendimiento
Se obtiene el 25% y el 30% de la capacidad productiva maderera y se podría extraer hasta un 75% más gracias a la capacidad de regeneración y crecimiento que tienen los bosques.

A nivel de la comarca solo el 0,3% de las fuentes de energía proviene de la biomasa, lo que supone el 17% del total de la energía renovable, después de la hidroeléctrica, que supone el %80. Sin embargo, señalan que la potencialidad es mucho mayor. Según un informe realizado por la Fundación HAZI para Tolosaldea Garatzen, «hay suficiente biomasa solo en los bosques públicos para satisfacer la demanda de los edificios públicos».

Tal y como estiman los expertos «solo se saca rendimiento de entre el 25% y el 30% de su capacidad productiva maderera», es decir, «se podría extraer hasta un 75% más de madera gracias a la capacidad de regeneración y crecimiento que tienen los bosques por sí solos».

Uno de los objetivos del plan Piztu Tolosaldea es examinar, poner en valor y fomentar las energías renovables locales. Por ello, desde la agencia comarcal han dado a conocer un nuevo vídeo que pretende visibilizar y hacer reflexionar sobre la idea de que «la biomasa obtenida de los bosques comarcales es una alternativa energética real, además de sentar las bases y promover la definición de la hoja de ruta de la política forestal del futuro».

Además, a través de un convenio con la Diputación Foral de Gipuzkoa para desplegar el plan energético comarcal, se ha redactado un informe para conocer el papel tanto a nivel energético como a nivel económico de la biomasa comarcal con el fin de definir la hoja de ruta de la estrategia a seguir de manera compartida entre todos los agentes.

Tras reunirse los agentes que participan en la cadena de valor del sector maderero han presentado las siguientes conclusiones: en primer lugar, destacan el papel dinamizador de los municipios, clave, dicen, para el crecimiento de la demanda de biomasa desde el marco legal, impuestos o licitaciones públicas. Por otro lado, fomentar el uso de productos de calidad, economicamente competitivo, parte de la filosofía km0 o local y con la menor huella ecológica posible.

Asimismo, concluyen la necesidad de valorización de los bosques públicos en toda su globalidad y no solo desde el prisma del biocombustible, y afirman a su vez que los bosques requieren una gestión forestal urgente. Por último, para hacer frente a las altas inversiones que exigen los posibles futuros proyectos sobre biomasa es fundamental la colaboración entre entidades públicas y privadas.

 

Fotos

Vídeos