Azken Muga, donde el arte se rodea de la naturaleza

Imagen de la muestra de fotografía 'Aralar Atzo' de Jesús Elósegui, que permanecerá abierta hasta el 29 de septiembre en Zaratetxea.
/
Imagen de la muestra de fotografía 'Aralar Atzo' de Jesús Elósegui, que permanecerá abierta hasta el 29 de septiembre en Zaratetxea.

El festival acogerá próximamente la actuación de jazz del grupo Laurok, bertsolaris, talleres infantiles y demás intervenciones artísticas

E. ARANDIA TOLOSA.

Subir hasta el collado de Zarate se convierte por estas fechas en una tradición que nos invita a vivir una experiencia sorprendente. El festival Azken Muga (Última frontera), que surgió hace tres años con el objetivo de recuperar la tradición cultural y social del alto de Zarate, entre Bedaio y Azkarate, fue inaugurado a finales del pasado mes de julio y en agosto acogió una primera exposición colectiva.

Esta vez, la seña de identidad del festival no es ni una silla de madera ni una meta gigante, sino una gran mano roja de seis metros de altura que hoy da la bienvenida a los visitantes en el centro del municipio de Betelu. Realizada por el escultor Guillermo Olmo en colaboración con el colectivo Artola, la escultura reivindica el «rechazo» a las agresiones sexistas, visitará varias localidades de la CAV y Navarra, y estará próximamente en Tolosa.

14 de septiembre
Performance de Virginia Sargal a las 18.30 y concierto de jazz con Laurok 19.00.
15 de septiembre
Bertso Eguna con Maialen Alkizu, Amets Arzallus, Unai Iturriaga, Haimar Karrika y Bixente Gorostidi.
21 de septiembre
Talleres infantiles y marionetas.
Exposiciones
'Erakusketa Basoan' hasta el día 22 con Helena Santano, Sandra Nuin, Pablo Juarros, Eskerri, Belen Arebalo, Virginia Sargal, Agurtzane Andueza y Koko Rico; 'Aralar Atzo' de Jesus Elosegui hasta el día 29 en Zaratetxea.

Junto al hayedo de Zarate, el espacio Zaretetxea ha abierto sus puertas a la segunda exposición de artes plásticas que protagonizará el programa hasta final de mes. La muestra fotográfica 'Aralar atzo' de Jesús Elósegui muestra la imagen del pasado de Aralar, pastores y fiestas, miqueletes y vecinos del lugar, con formas de vida ya perdidas en el tiempo. La exposición permanecerá abierta hasta el 29 de septiembre, en horario de 18.00 a 20.00 horas los viernes, de 11.00 a 13.30 y de 18.00 a 20.00 los sábados, y los domingos de 11.00 a 13.30 horas.

Organizadores han detallado las actividades del programa que se llevará a cabo durante este mes, detalladas en la ficha, tanto en el espacio expositivo del collado como en el espacio Zaratetxea. Allí, los árboles sostienen cuadros, el suelo se transforma en figuras humanas o surgen de la tierra setas enormes. Varios artistas han creado retratos y figuras que cuelgan de las hayas e intervenciones como setas gigantes, una pieza performativa o frases escritas en los árboles.