El Ayuntamiento gestionará provisionalmente el bus urbano

El nuevo bus urbano. /  ROYO
El nuevo bus urbano. / ROYO

Tolosaldea Bus y Cuadra no han llegado a un acuerdo, mientras, EH Bildu pide que la asunción sea total y no provisional

J.GOÑI TOLOSA.

Novedades en torno al bus urbano. A finales de este mes iba a iniciarse una nueva etapa, tras la adjudicación del servicio a la empresa alavesa Cuadra, la única que se presentó al concurso público. La actual adjudicataria (Tolosaldea Bus) no lo hizo, pero sus trabajadores, que llevan varios meses de huelga, iban a ser subrogados por Cuadra. Sin embargo, según anunció ayer la alcaldesa Olatz Peón en la rueda de prensa, «el sindicato ELA, en representación de los trabajadores de Tolosaldea Bus, y la adjudicataria Cuadra, no han llegado a un acuerdo». Ante la imposibilidad de poder ofrecer un servicio normalizado debido al conflicto laboral existente, la empresa Cuadra ha decidido echarse atrás, porque la contratación estaba aún sin materializarse.

Tolosa tenía el riesgo de quedarse sin servicio de bus urbano. Ante esta situación extraordinaria, el equipo de gobierno ha decidido que sea el Ayuntamiento, durante un tiempo indefinido, quien gestione el servicio de autobús hasta que trabajadores y empresa lleguen a un acuerdo. Para ello, se ha contratado a un conductor y se ha alquilado a Cuadra el nuevo bus urbano.

Así las cosas, el autobús urbano seguirá ofreciendo servicios mínimos durante varios días hasta que el Ayuntamiento gestione el personal necesario, y próximamente se ofrecerá el servicio normalizado. Una vez la empresa y los trabajadores alcancen un acuerdo, el Ayuntamiento pondrá en marcha los trámites necesarios para volver a sacar a concurso el servicio.

«Además de garantizar el servicio, las y los trabajadores y la empresa tendrán un período mayor para la negociación sin que la ciudadanía se vea perjudicada por ello; en cualquier caso, seguiremos, como lo hemos hecho hasta ahora, desde el respeto, haciendo todo lo que está en nuestras manos para que ambas partes lleguen a un acuerdo e invitamos al sindicato y a la empresa a hacer un esfuerzo para ello», concluyó Olatz Peon.

Por su parte, el grupo de EH Bildu, emitió un comunicado en el que lamenta que la decisión del Ayuntamiento sea la de ofrecer servicios mínimos. «Aunque sea provisional, tendría que contratar a todo el personal necesario y no sólo a una persona, para garantizar la totalidad del servicio». Al mismo tiempo, solicita que el consistorio aproveche esta circunstancia para estudiar la gestión directa permanente del servicio de bus urbano «dejando a un lado la subcontratación»

En opinión de EH Bildu, el conflicto del bus urbano ha llegado al momento, lamentablemente, esperado. «No se ha solucionado el conflicto que los trabajadores tenían con la empresa y ahora el equipo de gobierno tiene que empezar a improvisar para no ocasionar un perjuicio mayor a la ciudadanía».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos