Atzegi, voluntaria también en Tolosa

Parte de la familia de Atzegi en Tolosa, en el momento de la presentación de la última campaña de sensibilización. / IÑIGO ROYO
Parte de la familia de Atzegi en Tolosa, en el momento de la presentación de la última campaña de sensibilización. / IÑIGO ROYO

Reclama el voluntariado realizado por las personas con discapacidad intelectual con la nueva campaña 'Gure txanda da'

E. ARANDIA TOLOSA.

El voluntariado llega a la comarca de la mano del colectivo de personas con discapacidad intelectual, Atzegi. Este año se han propuesto el reto de conseguir nuevas oportunidades de voluntariado y poner en valor su figura en lo que a voluntariado se refiere.

Actualmente, Tolosaldea cuenta con 169 familias socias en Atzegi, junto con 176 socios colaboradores que ayudan a la asociación económicamente, y 821 personas 'atzegizalez', que muestran una actitud positiva con la asociación y comparten sus datos en encuestas trimestrales para mejorar la situación de sus miembros. Estos datos han experimentado un ascenso en los últimos años, y desde la organización inciden en que cada año son más las personas con discapacidad intelectual y familias que se acercan al local de Tolosa.

La campaña de este año tiene como lema 'Gure txanda da', con un doble objetivo: por una parte, mostrar la capacidad de hacer labores de voluntariado de las personas con discapacidad intelectual, y, por otra, buscar nuevas oportunidades de voluntariado para el colectivo.

Si la campaña de sensibilización del año pasado buscaba animar a personas de diferentes perfiles a hacer voluntariado acompañando a las personas con discapacidad intelectual en su día a día; la de este año pretende dar una vuelta al voluntariado y dejar que las propias personas con discapacidad demuestren su capacidad y, bajo el lema #Guretxandada, tengan la oportunidad de devolver la ayuda recibida.

Desde Atzegi señalan que el voluntariado puede ser una forma más de inclusión porque, «aunque las personas con discapacidad intelectual tengan algunas dificultades, existen muchas actividades en las que pueden colaborar. Las ganas de hacer algo útil y de ayudar a los demás les lleva a poner mucha ilusión y empeño. Si hacer voluntariado es un claro exponente de participación social y normalización, ¿por qué no van a poder hacerlo?», preguntan.

En los últimos años hay entidades que ya han colaborado con esta entidad, dando la oportunidad a las personas con discapacidad intelectual de hacer voluntariado con ellos. Es el caso del Banco de Alimentos, Lilaton, las carreras Ehunmilak o San Silvestre de diferentes localidades... «Este año, además de agradecer y afianzar esas colaboraciones, nos gustaría ampliar los ámbitos en los que desarrollan el voluntariado y así dar oportunidades a más personas», señalan desde Atzegi.

Prueba de ello es la labor que realizan, por ejemplo, desde el Garagune en la elaboración de los lazos rosas destinadas a Katxalin, Asociación de mujeres afectadas de cáncer de mama y ginecológico de Gipuzkoa. «Además de entretenernos lo hacemos porque nos gusta ayudar», señalaba Elena Villanueva, miembro de Atzegi, en la presentación realizada esta semana en el Tinglado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos