Atzegi invita a Tolosa a vivir su 'realidad intelectual'

Representantes de Atzegi en Tolosaldea, durante la presentación de la campaña en el Tinglado. / ROYO
Representantes de Atzegi en Tolosaldea, durante la presentación de la campaña en el Tinglado. / ROYO

El Tinglado acogió la presentación de la campaña de este año | El objetivo es lograr un entorno más accesible, sencillo y entendible para las personas con dispacidad intelectual

J. GOÑITOLOSA.

La asociación Atzegi invita a la sociedad, en su campaña de sensibilización de este año, a la «reflexión» sobre la «accesibilidad cognitiva» y a ponerse «las gafas de la discapacidad intelectual para vivir la realidad» de las personas que la tienen. Esta semana se llevó a cabo la siempre simpática y atinada presentación de esta iniciativa en el Tinglado. En Tolosaldea existen 201 familias con alguna persona que tiene este tipo de discapacidad. También hay 176 personas colaboradoras y 840 'atzegizales'.

«Pedimos un esfuerzo para que cada uno de nosotros se ponga en el lugar de esas personas y entienda las dificultades con las que se encuentran a la hora de interpretar su entorno», señalaron los portavoces de esta entidad. Lo que pidieron es que cada uno de nosotros haga unos cambios en el ámbito en el que se mueve para conseguir hacer un entorno más comprensible. «Todos tenemos ya bastante interiorizado que si hay unos escalones y no hay una rampa o un ascensor, hay un problema de accesibilidad física. Pero tenemos que tener en cuenta que la accesibilidad es también cognitiva», señalaron.

Hay ejemplos concretos, cambios sencillos que pueden valer de mucho para estas personas. Por ejemplo, un dibujo o una frase corta en el menú de un restaurante puede posibilitar que una persona con dispacidad intelectual sea totalmente autónoma para pedir el plato que desea. Una enumeración larga del menú lo dificulta. Se trata de utilizar frases cortas y palabras sencillas en los textos básicos o acompañarlas de imágenes claras. «Sólo ese gesto mejoraría la calidad de vida y la autonomía de las personas con discapacidad intelectual y repercutiría en beneficio de otros colectivos y de toda la sociedad», comentaron desde Atzegi.

En definitiva, son muchas las situaciones de la vida diaria en la que estas personas pueden tener dificultades para entender ciertos mensajes (calendarios, menús, folletos informativos, programas electorales, horarios de transportes...). La campaña trata de que la sociedad se percate de cuáles son estas dificultades y apueste por lo sencillo para crear un entorno más fácil de entender. Todo debemos ponernos, en fin, las gafas de la discapacidad intelectual.