Urdaneta y Oianguren reclaman una convivencia y escolarización equilibradas

Concentración de protesta llevada a cabo a media tarde de ayer a la entrada de Urdaneta Ikastetxea. /
Concentración de protesta llevada a cabo a media tarde de ayer a la entrada de Urdaneta Ikastetxea.

Progenitores, docentes, escolares y trabajadores de ambos centros denuncian el proceso de matriculación realizado

ORDIZIA.

Convocada por las asociaciones de padres y madres de Urdaneta Ikastetxea y del Instituto Oianguren, 'Urdanetarrak guraso elkartea' y 'Oiangu guraso elkartea', a media tarde de ayer tuvo lugar una concentración en el edificio de primaria de Urdaneta, a la que las entidades convocantes llamaban a participar al profesorado, alumnado, familias y trabajadores de ambos centros, concentración mediante la que denunciar, exponían «las irregularidades cometidas en el proceso de matriculación de Ordizia».

Los organizadores dieron lectura a un texto bajo el título 'Por una convivencia y escolarización equilibrada en Ordizia' en el que recogieron que Ordizia es el municipio de la CAPV de más de 10.000 habitantes que mayor tasa de migración tiene con un 17,4%. Si nos referimos a los datos de escolarización esta tasa es mayor. El 21,7% de las familias del alumnado escolarizado en educación infantil y primaria tienen su origen en el extranjero. «Vivimos esta diversidad como un valor positivo y enriquecedor».

Sin embargo, añadían, el reparto de alumnos y alumnas entre los dos centros educativos «es desequilibrado». Las familias del alumnado de entre 2 y 12 años que tienen origen en Euskal Herria, son el 41,5% en la escuela pública mientras que en la ikastola privada concertada asciende al 58,5%.

Según los datos aportados, «el alumnado de las familias con origen extranjero está escolarizado en un 87,1% en la escuela pública y en un 12,9% en la ikastola privada concertada. En la escuela pública de Ordizia el 64,2% de las familias tienen origen en Euskal Herria y el 36,8% en el extranjero. En la Ikastola Jakintza el 94,2% de las familias tiene su origen en Euskal Herria y el 5,8% en el extranjero». El desequilibrio sería mayor en Educación Infantil.

Esta situación, enfatizaban, «dificulta las condiciones para una adecuada gestión de la diversidad en los centros educativos y en el municipio; y como consecuencia, la convivencia, la inclusión y la euskaldunización». La decisión de la Ikastola Jakintza de crear una tercera aula en Educación Infantil, proseguían, «ha incrementado el desequilibrio existente entre los dos centros abriendo la puerta a que esta situación se agudice en el futuro». Esta decisión ha posibilitado que un número importante de alumnado excedente de matrícula y con origen en Euskal Herria se haya escolarizado en la ikastola evitando su matriculación en la escuela pública, lo cual hubiera contribuido a reducir las desigualdades existentes entre ambos centros. «Es incomprensible y totalmente denunciable que el Gobierno Vasco de modo irregular e infringiendo su propio Decreto de Matrícula haya admitido 12 nuevas matrículas en la Ikastola Jakintza y que durante el curso escolar haya modificado los criterios de planificación, habiendo tomado la decisión provisional de financiar con fondos públicos para el curso escolar 2019-20, un aula más de 3 años y otra de 4 años. Decisión ésta totalmente incomprensible habiendo plazas libres en la escuela pública de Ordizia».

Estas decisiones, «además de profundizar el desequilibrio descrito, dificultan la convivencia, la gestión de la diversidad, la inclusión y la euskaldunización en Ordizia», prosiguen.

«Solicitamos -concluían-, al Departamento de Educación, que ante el desequilibrio que vivimos en las escuelas y en Ordizia, tome decisiones que favorezcan la convivencia y una adecuada gestión de la diversidad. Así mismo, solicitamos a las autoridades, agentes y vecinos que actúen en la medida de sus posibilidades para que esta diversidad que nos enriquece como municipio pueda gestionarse de manera adecuada favoreciendo una mejor inclusión y convivencia».