Ritxar Gómez traza su tercera novela

Ritxar Gómez posa con su segunda novela en D'elikatuz. / MARIN
Ritxar Gómez posa con su segunda novela en D'elikatuz. / MARIN

Tras haber publicado en dos años 'Gooolpe de vista' y 'El fin justifica los miedos'

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCO ORDIZIA.

Que alguien se anime a escribir un libro, en este caso una novela, siempre supone una magnífica noticia, más aún si el autor es de casa. Buena nueva que en estos últimos años ha asistido a la presentación de un amplio número de títulos avalados por autores ordiziarras.

Vinculado desde muy joven al mundo artístico, Ricardo Gómez Ritxar (Vigo 1970), acredita una larga trayectoria en el mundo de la música. En 1994 forma parte del grupo local Anímese Martínez, que tras una maqueta, en 1996 grababa su primer disco. Cuando el grupo se separa forma Elurretan junto a su compañero y amigo Mikel Aizpurua, grupo, en este caso dúo, en el que deja la guitarra para pasarse al bajo, etapa en la que graban dos EPs y cuatro discos. De ahí pasó a Nahiadance y finalmente a Ciclos Iturgaiz, agrupación en la que fue el autor de las letras y voz.

En todo este recorrido, reconoce que si bien en aquellos primeros años lo importante era la melodía y no las letras, el devenir musical les llevó a considerar que la letra es la base de una buena canción.

«Con Ciclos Iturgaiz afrontamos un proyecto muy centrado en el humor negro y las letras brutales, en la línea de Eskorbuto, que lo cerramos en el 2016, tras varios conciertos a la carta, despedida adoptada, sobre todo para evitar repetirnos, autoparodiarnos. Y como estaba con ganas de seguir diciendo cosas le di vueltas a la idea de escribir una novela y me solté. Surgía, en el 2016, 'Gooolpe de vista' alusión al grito que se hizo popular cuando el balón parecía que entraba en la portería pero al final el fatídico envío se quedaba en una ilusión óptica».

Yo he sido muy futbolero, sobre todo de niño, hasta los 13 años. Del Celta, como mi padre, localidad Vigo de la que nos vinimos a Ordizia cuando tenía 3 años, y aquí, de la Real. «Fanático del balompié en aquellos días en los que ibas a la grada con la radio para seguir los demás resultados», reseña. Los que estaban al lado me preguntaban. Y tengo grabadas en mi memoria aquellas temporadas desde 1977 a 1984, sobre todo las de la Real, el Athletic y el Celta. Y con ese soporte informativo me inventé una trama en la que las ligas que ganó la Real, y la presencia de tantos jugadores vascos en la selección española, propone que respondían a una decisión política.

«Y como en tantas otras ocasiones, cuando entendí que la había terminado empecé a dudar, a replantearme circunstancias. Pero consideré que como con los discos, si consideras que el trabajo es digno, adelante, edítalo, y guarda lo mejor para el siguiente».

Y es que la siguiente novela ya la tenía en mente, y como siempre aprovechando los momentos libres que me dejan el trabajo y la familia, necesitando un año, para enero del 2017 ya la tenía. 'El fin justifica los miedos' que recuerda a la máxima que se atribuye a Maquiavelo. «Me gusta jugar con las palabras» reconoce.

Si en 'Gooolpe de vista' se trata de una trama futbolera, mundo que se vive con mucha pasión, algunos se enfadan al leerla. Me chifla, es droga pura, trama con muchos datos reales de aquellas ligas, entremezclada en el túrmix literariamente creativo con muchas dosis de ficción, aquí todos los personajes son inventados menos uno, Iñaki Anasagasti, que además es el malo de la película. Entiendo que da mucho juego y le tocó. Me escribió, le envié la novela y me volvió a escribir para decirme que le había gustado. Tiene mucha retranca».

Novela negra

Se trata de una narración que se desarrolla en Bilbao y desenvuelve en el mundo de gangsterismo y la criminalidad; novela negra, en la línea oscura de la que es un gran maestro el escritor sueco Henning Mankell. Obra que presenta como protagonista a un personaje muy atormentado por el fallecimiento de su familia en un accidente de avión que investiga, proceso en el que va desvelando sus miedos y que en el fondo me sirve para incidir en las relaciones en el mundo laboral, aderezadas con una buena dosis de humor negro, ironía, etc.

Ritxar Gómez reconoce que hace suya la máxima del escritor estadounidense, Stephen King, del que además de haber recogido pautas a la hora de configurar la narración se queda con su consejo 'escribe de lo que sepas'. En este sentido, insiste, evidentemente, «considero que en cualquier narración de este tipo, consciente o inconscientemente, no digo que sea un relato autobiográfico pero sí que recoge o al menos en ellas subyacen buen parte de tus experiencias personales».

Y en el contexto, hoy, ser tu propio editor no es una cosa tan complicada. «Además he recurrido al micromecenazgo (crowdfunding), que te permite ir a la imprenta, en mi caso bajo el propio sello 'Ciclos Iturgaiz' cuanto tienes los costos de producción cubiertos. El problema, en el libro de papel, que es el que yo quiero y de venta en las pequeñas librerías, está en la distribución y aunque internet ayuda, acabo de llegar a un acuerdo con la distribuidora madrileña 'Traficantes de sueños', que considero providencial», dice.

«Sin que sea pretencioso, las presentaciones en mi caso, me desgastan. A estas alturas de la vida no pretendo vivir de esto. En cualquier caso tengo la tercera novela en mente. Necesito descansar un poco, retomar fuerza y frescura, para el mes que viene empezar a tomar notas y apuntes, antes de afrontar mi trabajo más ambicioso», adelanta.

«Y muy importante; hay que leer e inculcar a leer» concluye.

Temas

Ordizia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos