Rescate de un maillot reivindicativo

Réplica de aquel maillot de 1958./
Réplica de aquel maillot de 1958.

Aficionados locales reclaman para el Boxing el origen del mítico equipo ciclista Kas

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCOORDIZIA.

Hablar de Iñaki Azanza es aludir a la pasión y al ciclismo incrustado en el ADN, deporte que practicó hasta aficionados. Enganche al pedal, elevado a la enésima, que ya como seguidor, le ha llevado a recorrer todas las grandes pruebas del mundo ligadas, fundamentalmente al ciclismo profesional, sin olvidarse de las que se celebran aquí en casa, citas que desde los primeros días de la década de los 90 ha inmortalizado a través del visor de su cámara fotográfica.

Película de cada etapa en fotogramas, que trasladó a la revista que el mismo editó, durante años, Zikliamatore.

Y en un terreno abonado, y en el ambiente txirrindulari más próximo, surgía la necesidad de reclamar para Villafranca de Oria y en concreto para el Boxing, el nacimiento de un equipo que pertenece a la leyenda del ciclismo; el KAS. Un detalle que no aparece en las crónicas, ni referencias, excepción hecha del libro escrito por el gasteiztarra, Juan José Urraca 'KAS, crónica de una época 1958-77'.

Expone Iñaki Azanza que en la temporada 1958, a los seis años de haber creado la sociedad Boxing Ciclo Club, Mariano Galarza da un paso de calidad en el equipo ciclista, que hasta contaba con corredores 'independientes', y lo inscribe en la máxima categoría. La empresa requiere de más medios económicos, tanto para fichar ciclistas contrastados como para contar con medios materiales e infraestructuras. Galarza consigue el patrocinio de la familia vitoriana Knörr, que de la fusión de Cervezas Knörr y Gaseosas 'El As', crea la línea de refrescos de naranja y limón KAS y la publicidad ciclista es un buen reclamo.

Dicho y hecho, el Boxing Kas forma una escuadra de 15 corredores: Martín Abaroa, Fausto Iza, Luciano Montero, José Luis Talamillo, Felipe Alberdi 'Katania', Benigno Aspuru, Cosme Barrutia, Manuel Martín Piñera, Juan José Otegui, Antonio Ferraz, Julio San Emeterio, Félix Esperasate, Pedro Güenechea y José Herrero Berrendero.

Fausto Iza consiguió, en aquella temporada, una victoria de etapa en la Vuelta a España, entre Vitoria y Bilbao. Fue también el año que los organizadores de la Vuelta se atrevieron a incluir firmas comerciales y no equipos regionales. Estaba naciendo el ciclismo moderno, que nos llevará hasta nuestros días y en su historia siempre figurará el KAS como un referente.

En 1959 el KAS siguió, por su lado, su andadura con la pretensión de crecer y el Boxing continuó un año más en la élite profesional. Visto desde la distancia del tiempo, apunta Iñaki Azanza, «el mítico equipo del KAS nació en Villafranca de Oria».

Baste recordar que al año siguiente; 1959, Bahamontes, enrolado ya en el KAS, ganó el Tour, provocando una conmoción nacional, pero esa edición no se corrió por marcas comerciales, sino por equipos nacionales. Durante la década de los sesenta y setenta de la pasada centuria el KAS, que instauró en el pelotón profesional el concepto de equipo, cosechó un palmarés que le eleva a la categoría de mito en la historia del ciclismo. Supuso, sin duda, todo un fenómeno social.

«Y lo que son las cosas, surgió la idea de recuperar aquel primer maillot y nos pusimos a ello», reseña Azanza. Existen fotos, pero todas son en blanco y negro. En cualquier caso las referencias escritas detallan los colores de la elástica. «Y cuando ya teníamos los elementos del puzzle optamos por confeccionar una réplica, reproducción tal cual; los logotipos, las referencias; texto y logo, y el color, pero dándole un corte moderno. Conclusión un éxito entre los aficionados al pedal, sobre todo locales porque tiene ese valor sentimental. Y así las cosas estamos pensando en poner en marcha una segunda tirada» concluye.