La renovación del terreno de juego de Altamira, terminada en tiempo récord

Este es el aspecto del campo de juego del nuevo Altamira, ahora a la espera de su homologación. / DV
Este es el aspecto del campo de juego del nuevo Altamira, ahora a la espera de su homologación. / DV

El Ayuntamiento adjudicó la obra a mediados de junio y el pasado día 24 de julio, a efectos prácticos, estaba acabada

El Diario Vasco
EL DIARIO VASCOORDIZIA.

Se diría que en tiempo récord, o al menos en mucho menos de los 46 días establecidos para su conclusión. Lo cierto es que desde el pasado 24 de julio, a efectos prácticos la renovación del terreno de juego de Altamira es una realidad.

En días en los que este tipo de empresas deben aprovechar el parón deportivo para atender los compromisos adquiridos antes de que comience una nueva temporada, pretemporada incluida, toca apurar y afrontar la tarea a buen ritmo. Lo cierto es que desde que el Ayuntamiento adjudicó a mediados de junio, a la empresa Mondo Ibérica (Zaragoza) por un coste de 262.300 euros y un plazo de ejecución de 46 días, el proyecto de renovación del terreno de juego, encargo que incluía la construcción de dos almacenes destinados a guardar el material de los clubes, la 'piqueta' no hizo acto de presencia en las instalaciones hasta el 2 de julio, lo que en la familia deportiva hizo pensar que en caso de apurar el plazo, las instalaciones no llegaban a tiempo para la pretemporada.

Definitivamente, como decimos, el 2 de julio arrancaban las labores a pie de campo, inicio en el que una máquina se encargó, al unísono, de aspirar los granos de caucho, que quedaban a buen recaudo en grandes sacos que fueron depositados a lo largo del perímetro de la instalación, y a la vez recogía en rollos las tiras de hierba artificial que iba retirando. Labor que completó y dio por finalizada en tres días. A partir de ahí, reparación de la base de hormigón, instalación de nuevo sistema de riego (aspersores emergentes), que al igual que en el anexo queda recogido bajo la hierba, para dar paso a la colocación de una lámina o base elástica de 12mm, que amortigua las caídas, seguidamente, sobre ella, la nueva superficie artificial, todas las líneas y marcas de juego, nuevo anclaje para las porterías de rugby, que facilita esa labor de quita y pon, arena y caucho, en su mayor parte reutilizado, cepillado del terreno, nuevas porterías de rugby; más bajas que las anteriores, y detalles finales.

En este sentido, a la hora de atender a los requerimientos de la Federación Española de Rugby, que no admite ya la disposición de las tiras perimetrales antes de cada partido, el terreno de juego, en sí, ajusta sus líneas para pasar de 100 metros de largo a 98 (más 7,9m de cada zona de ensayo, en total 113,80m por lo que al rugby respecta), 98m de largo para el fútbol, y de 66m de ancho a 65. Perímetro, dicho sea de paso, ahora integrado en el terreno de juego, de color azul.

La instalación cumplirá los reglamentos de la FIFA e 'IRB regulation 22' y cumplirá con los preceptos de homologación para el juego de fútbol y rugby.

Quedan pendientes tareas administrativas, como la recepción de la obra, y la homologación de la instalación, tarea de la que se encargará, a mediados de este mes, un laboratorio escocés.

Farmacia de guardia

Hoy domingo, servicio de día, Urbizu, de Beasain. Turno de noche, Rekalde, de Ordizia. Mañana lunes, de día, Cuesta, de Beasain. De noche, Rekalde.